Cazadores De Sombras

Facilis Descensus Averno
 
ÍndicePortalCalendarioFAQRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Memorias de Jocelyn +18 ACT: 03/01 CAP: 15

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente
AutorMensaje
Violet
Vampiro



MensajeTema: Re: Memorias de Jocelyn +18 ACT: 03/01 CAP: 15   Sáb Jun 06, 2009 10:03 pm

nemoooooooo! sube maaaaaaaaaaaas!
Volver arriba Ir abajo
Nemorise
Cazador de Sombras



MensajeTema: Re: Memorias de Jocelyn +18 ACT: 03/01 CAP: 15   Dom Jun 07, 2009 5:16 am

Tranquiiiiiiiiiiiiiiis jajajajajajaja.

Joe, soy lo peor. Lo siento de verdad...

Ahora mismo me pongo a ello, voy a empezar a escribir el siguiente capítulo jajaja. No me pongais dos velas negras aun XD.
Volver arriba Ir abajo
Beka
Mundano



MensajeTema: Re: Memorias de Jocelyn +18 ACT: 03/01 CAP: 15   Dom Jun 07, 2009 4:38 pm

las guardaré entonces... Twisted Evil
Volver arriba Ir abajo
Violet
Vampiro



MensajeTema: Re: Memorias de Jocelyn +18 ACT: 03/01 CAP: 15   Dom Jun 07, 2009 5:17 pm

jajajajajaja
Volver arriba Ir abajo
Nemorise
Cazador de Sombras



MensajeTema: Re: Memorias de Jocelyn +18 ACT: 03/01 CAP: 15   Lun Jun 08, 2009 12:00 pm

Es cortito, pero es que en el siguiente echaré toda la carne en el asador XD. Nada, ademas variaré un poco la narración, sólo un fragmentillo. En narrador omnisciente. Lo dejo caer jaja.

7. Mi destino, mi camino.

Dos años después:

Unos terroristas. Así es como nos llamaban algunos, otros héroes. Siempre tendí a pensar que verdaderamente éramos guardianes, guardianes de la noche. Salvábamos a personas, ayudábamos al mundo y lo limpiábamos de escoria.
Con estos credenciales Valentine formo El Círculo. Al principio se nos acuso de vándalos radicales o de una organización de rebeldes que solo buscaban llamar la atención, pero pronto el mundo empezó a vernos como los liberadores del mal, el futuro.

Al principio eso éramos. Primero hacíamos una previa investigación sobre el demonio o ser sobrenatural que hubiese roto las normas, luego lo corroborábamos y después le dábamos caza… Y si las cosas se complicaban… Lo matábamos.

Ahora no. Ahora simplemente matábamos por matar. Sin indagar… Sin comprobar sino estamos siguiendo a la persona adecuada… Nos habíamos convertido en todo eso que cazábamos, en asesinos, peor que eso, en monigotes de Valentine.

¿Qué hacer? Hasta entonces siempre me había lavado las manos. Era lo único que sabía hacer. Estaba tan acostumbrada ya a esa vida… Tomar una decisión me resulto imposible casi… Pero ya lo había decidido. A mis 16 años ya había visto mas sangre que la mayoría de personas del mundo, ¡ya no aguanto mas! Pegue un portazo.

Lucían me miro contrariado. Le había interrumpido, estaba mirando los planos de unas cloacas donde se hallaban unos demonios, desde hacia meses escondidos, que solo salían a la luz por la noche y se divertían matando a todo aquel que se cruzase por su camino.

- Lucian… ¿Tienes un momento? – Pregunté dócilmente. Hasta a mi misma me sorprendía el hilo de voz con el que surgieron mis palabras.
- Mmmm… Sí… - Dijo claramente molesto por esa interrupción.
- Lo dejo.
- ¿De qué hablas? De verdad, este asunto es urgente, dí lo que tengas que decir y después déjame seguir con estos planos. Valentine me urgió a que se los entregase cuanto antes.
- Dejo El Círculo. – Ahora había vuelto a recobrar mi habitual osadía.
- ¿QUÉ? Jocy… - Hacía años que no me llamaba así. – Sé que últimamente se ha complicado todo un poquito… Pero sino limpiamos nosotros las calles nadie lo hará, no puedes estar hablando en serio.
- Pues lo estoy haciendo.
- Hablas sin pensar.
- Está decisión la llevo tomando desde hace mas de 5 meses, no CREO que esté hablando sin pensar.

Se levanto del escritorio rápidamente acercándose a mi y cogiéndome de la mano.

- Jocelyn… ¿Qué es lo que te ha llevado a querer tomar esa decisión? ¿Has vuelto a discutir con Valentine? ¿O es qué tienes miedo a morir? – Su última pregunta fue mordaz, desafiante.
- Claro que tengo miedo, pero miedo de que llegue un día en que me mire al espejo y no me reconozca. ¿Cuánto tiempo hace que no sonríes Lucian?
- ¿A qué viene esa pregunta?
- Ya sabes a que viene. Te pasas todo el día buscando asesinos o posibles asesinos, y por las noches… Los exterminamos. No puedes ser feliz, no así, ni a este precio. Vente conmigo, dejemos esto.
- Tú no tienes ni idea de nada. Por primera vez me siento importante, realizado. Y Valentine es el único que me comprende, mas que un amigo… Es un hermano. Jamás le abandonaré, ni lo sueñes, no seré yo un sucio traidor como tú. Un cobarde que a la primera de cambio se larga y lo tira todo por el retrete. ¿Te quieres ir? Adelante, no te retendremos, pero no esperes que dejemos El Círculo, el resto creemos en él y seguiremos a Valentine hasta el final, aunque nos vaya la vida en ello. – Escupió las palabras dejándome sin respiración. ¿Desde cuando Lucian se había convertido en Valentine? ¿Cuánto tiempo estuve ciega? Esto no me llevaba a ninguna parte, Lucian ya no era el jovial y risueño niño que yo conocí y con el que yo me críe.
- Está bien. Hasta siempre Lucian - Me serené.
- Adiós. Al menos deberías tener la decencia de decírselo a Valentine en persona. – Y me miro con todo el asco del que una persona dispone.

Como un zombie seguí las indicaciones de Lucian… No sabría que iba a decirle a Valentine, ni siquiera sabía ya si estaba segura de querer dejar El Círculo. ¿Sería yo la que se equivocaba? A lo mejor el resto es el que tiene razón. Puede que verdaderamente seamos héroes… Que nuestra labor sea esencial… Pero si tan esencial es… ¿Por qué todo este tiempo sobrevivieron sin la presencia del Círculo?
Bah, prefería dejar de pensar… La decisión estaba tomada, y no había vuelta atrás. Intenté abrir una puerta, la del despacho de Valentine. Sí, desde hacía ya mas de un año Valentine decidió que utilizáramos su casa de veraneo para las reuniones del Círculo, lo cual estaba bastante bien, ya que era muy espaciosa, aunque el estilo Victoriano de la casa… Se pasaba de ostentoso.
Decidí llamar a la puerta… Con Valentine nunca se sabía, ¿quién sabe? Lo mismo está con una de tantas novias que él tiene.

- Adelante – Oí una jovial voz que sonaba del interior de la puerta y me adentre en ella insuflándome de pronto de todo el valor que por momentos creí que había perdido.
- Hola.
- Vaya, pensé que eras Lucian. ¿Qué quieres Jocelyn? ¿Acaso vienes para que volvamos a discutir como de costumbre? – Río. Preferí ignorar sus palabras, aunque hacia poco más de dos años que no habíamos vuelto a salir juntos, en ocasiones, sobretodo cuando reía o sonreía, era débil a sus encantos.
- No, en realidad vengo a comunicarte una decisión que llevaba tiempo rondándome en la cabeza.
- ¿El qué? ¿Vas a comprarte un nuevo cerebro? ¡POR FIN! Ya era hora. En nombre de todos te lo agradezco de corazón.
- Idiota… - No pude evitarlo, al final siempre acababa llevándome a su juego.
- Mi nombre es Valentine, que no te ente… - Le deje con la palabra en la boca, no estaba dispuesta a aguantar estas niñerías.
- ¡PARA! Me voy. Lo dejo. Se acabo.
- Bueno… Vale… Tampoco te pongas así, solo me he metido un poquito contigo. Desde luego cada día eres mas sensible… ¿No estarás en uno de esos días malos del mes? – Se lo estaba pasando pipa, no había duda. Hacía tiempo que no le veía tan risueño, las cosas claras. Últimamente vivía bastante amargado.
- Dejo El Círculo. – Ala, lo solté, ahora me tocaba aguantar el chaparrón que se me venía…

Y espere a que Valentine dijese algo…Y seguí esperando, pero el no decía absolutamente nada. Simplemente estaba callado, mirándome… Y muy serio.
De pronto abrió la boca para decir algo pero debió de pensárselo dos veces porque seguidamente la cerro mientras cogía aire por la boca.

- Vale. – Dijo y siguió mirando sus papeles. Esperé… Pero no dijo nada más… Ni siquiera me miraba.
- ¿Es qué solo vas a decir “vale”?
- ¿Y qué quieres que diga? La gente que forma parte del Círculo están aquí porque quieren estar. Sino quieres continuar entiendo que decidas marcharte. Aunque no lo creas no obligo a nadie a hacer lo que no desee.
- ¿Entonces ya está?
- Sí.
- Vaya… Esto si que hace sentirme útil en El Círculo… - Ironice todo lo que pude asqueada en el fondo. Siempre me imagine que la reacción de Valentine sería incluso agresiva cuando se lo dijese… Y nada. Simplemente no ha dicho nada.
- ¿Qué esperabas? ¿Qué me arrodillase pidiéndote que no nos dejes? Sabes que eres útil, y en parte me jode, eres la mejor cazadora de sombras que hay en El Círculo después que yo. Pero sino quieres no te voy a obligar a quedarte ni te voy a montar un numerito.
- Gracias. Después del pollo que me monto Lucian temía aun mas tu reacción.
- Bueno, sí… Jocelyn, espero que te vaya todo bien y que algún día en el futuro nos volvamos a ver… Creo que no es necesario que te diga que lo que aquí hiciste o la información del Círculo… Se queda en El Círculo y que confío en que no revelaras información vital sobre él.
- Crees correctamente. Que te vaya a ti también todo bien. – Añadí mientras abría la puerta de esa habitación la cual no tenía intenciones de volver a ver jamás.
- ¡Joce! Solo por curiosidad… ¿Qué tienes pensado hacer?
- No sé… Tal vez me vaya a recorrer mundo, ¿quién sabe? – Le sonreí esperando que me devolviese la que probablemente fuese la última sonrisa que viese suya… Lo hizo y desaparecí sin intenciones de volver a cruzarme ni verme involucrada con El Círculo.
Volver arriba Ir abajo
Aran.
Nefilim



MensajeTema: Re: Memorias de Jocelyn +18 ACT: 03/01 CAP: 15   Lun Jun 08, 2009 1:09 pm

si! actualizasteeee! XDDDD
bueno....vayamos por partes, dijo jack el destripador XDDD
a si que Jocelyn se va y Valentine no dice nada??? que fuerteeee! y que va a hacer Joce despues de esto? ay, ay, ay!
bueno, tiaaaa, continualo pronto y no nos abandones de nuevo, que luego te supero en otros 300 post y a ver que hacemos.... Razz jajaja
un besooo!
Volver arriba Ir abajo
Nemorise
Cazador de Sombras



MensajeTema: Re: Memorias de Jocelyn +18 ACT: 03/01 CAP: 15   Lun Jun 08, 2009 1:17 pm

A ve a ve que hacemos XD XD.

Nada, no me importa que me superes jajaja. Te lo permito XD.

Pues Joce se va a ver mundo ¿no lo he dicho ya? XD XD XD XD.

Y Valentine se quedará con el Penhouse en su escritorio... ¿Quién sabe? XD XD XD XD XD
Volver arriba Ir abajo
Aran.
Nefilim



MensajeTema: Re: Memorias de Jocelyn +18 ACT: 03/01 CAP: 15   Lun Jun 08, 2009 1:28 pm

jajajaja dejale el FHM tambien....jajaja
Volver arriba Ir abajo
Nemorise
Cazador de Sombras



MensajeTema: Re: Memorias de Jocelyn +18 ACT: 03/01 CAP: 15   Lun Jun 08, 2009 1:33 pm

Haciendose pajillas mientras Blackwell mira... XD XD XD
Volver arriba Ir abajo
Aran.
Nefilim



MensajeTema: Re: Memorias de Jocelyn +18 ACT: 03/01 CAP: 15   Lun Jun 08, 2009 1:36 pm

jajajaja...que va...Blackwell se apunta.....jajja
Volver arriba Ir abajo
Nemorise
Cazador de Sombras



MensajeTema: Re: Memorias de Jocelyn +18 ACT: 03/01 CAP: 15   Lun Jun 08, 2009 1:51 pm

Blackwell le ayuda, que el pobre no se come un colin XD XD
Volver arriba Ir abajo
Aran.
Nefilim



MensajeTema: Re: Memorias de Jocelyn +18 ACT: 03/01 CAP: 15   Lun Jun 08, 2009 1:51 pm

jajajaja diooos....estamos muy mal.....jajaja
Volver arriba Ir abajo
Nemorise
Cazador de Sombras



MensajeTema: Re: Memorias de Jocelyn +18 ACT: 03/01 CAP: 15   Mar Jun 09, 2009 1:00 pm

8. Fiesta de cumpleaños.

Fuera de la narración en primera persona por Jocelyn.

Dos bandos enfrentados. Un enemigo invisible para El Círculo. El grupo de demonios autodenominados por ellos mismos Los Renegados se obstinaban a ser siervos del mitificado Valentine Morgenstern. Querían acabar con El Círculo pagando el precio que fuese. Si les iba la vida en ello que así fuese pero no estaban dispuestos a ser cazados por unos pocos cazadores de sombras. Les atacarían ahí, donde mas les doliese, matarían a Valentine y después seguirían con sus vidas. Sin miedo a ser castigados por ninguna banda de asesinos que se auto tildarán héroes absolutistas.

Una silueta deforme y serpenteante se acerca al que sin duda es el líder de Los Renegados.

- ¿Nuevas? – Pregunta el líder de la organización al monstruoso demonio que sin duda no podría pasar desapercibido ni aunque lo deseará.
- Mi señor, al parecer a habido una baja en El Círculo.
- ¿En serio? ¡Eso es estupendo! ¿Con quién habéis acabado?
- Emmm… No se trata de eso precisamente. No hemos matado a nadie, aun. Al parecer la mujer esa… La guapa… ¿Cómo se llamaba? – Pregunta mas para sí mismo que para el otro pero al fin responde el líder de Los Renegados.
- Jocelyn Fairchild de 16 años, pelirroja, 1’68 de altura, a punto de cumplir 17, de familia adinerada, buena posición y una gran cazadora de sombras. De no haber entrado en El Círculo, la Clave la habría hecho gustosamente un hueco en un puesto bastante importante.
- Sí… Esa, ¡la misma! Mi señor. – Respondió eufórico el demonio adefesio.
- ¿Sino la habéis matado de qué se trata pues?
- Mis fuentes me informan de que ha dejado El Círculo, hace tan solo 5 días. Sin ella El Círculo ahora se ve incompleto, debilitado… Es una gran perdida para ellos y una buena noticia para nosotros.
- Insinúas que debemos atacar ahora que se encuentran descolocados por la inminente marcha de esa mujer, ¿no? – Sentenció el líder sarcásticamente como si se adelantase a todos los acontecimientos que sus mediocres súbditos meditaban.
- Sí, eso es. Es usted un hacha, mi señor.
- No, es el plan mas absurdo que he oído en mucho tiempo. Yo te diré lo que vamos a hacer – Dijo el siniestro líder mientras se sumergían en la trágica y oscura noche.

Fuera, en las calles de un tétrico Los Ángeles se oían gritos. No de miedo, sino gritos que evidenciaban la gran masacre que allí en breve daría lugar por una guerra que acabaría manchando de sangre a ambos rivales.

Narración en primera persona por Jocelyn.

Hacía cinco días que había dejado El Círculo. Me había vuelto a ir a vivir con mis padres, aunque a ellos la noticia de mi llegada no les sentó demasiado bien. Ellos eran de los que opinaban que estábamos haciendo un favor a la humanidad limpiando las calles de escoria y yo preferí que siguiesen pensando eso.
La verdad es que estaba asqueada… Jamás me replantee que es lo que quería hacer después de dejar El Círculo pero una cosa era clara, no quería acabar como mi madre, haciendo ganchillo y las tareas del hogar. ¿Entonces sería verdad que solo valgo para matar demonios? Tampoco me apetecía pensar mucho en ello. Tal vez debiera dejar Idris por una temporada, cambiar de aires. Sí, definitivamente me parecía una idea estupenda.

¡Ya lo había decidido! Me iría a Berlín a vivir una temporada, además sabía alemán y así podría poner en práctica mis 10 años de lecciones sobre ese idioma. Me parece un buen lugar, ¿quién imaginaría que estuviese en Berlín?
Definitivamente mañana dispondría todo para partir cuanto antes.

Baje corriendo al salón a sabiendas de que encontraría a mi padre sumergido en un puro y el buen sabor de un coñac de Vernacs, la mejor taberna de Idris, y a mi madre leyendo una antigua novela y tejiendo un jersey de lana.

- Mamá, papá me voy a Berlín a vivir una temporada. Y me voy mañana. - ¿Me habría vuelto loca? Esperaba que no fuese así.

Fuera de la narración en primera persona por Jocelyn.

Se quedo plantado en frente de una puerta de nogal. Aunque no lo desease sería imposible que no llamase la atención. No se acostumbraba mucho a ver a tipos como él en una de las residencias mas apacibles y lujosas de todo Idris. A decir verdad no se acostumbraba a ver a tipos como él en todo Idris.

De apariencia tranquila, rostro sereno a la vez que intrigante, porte griego, altura de pánico y una terrorífica belleza que no pasaba desapercibida a nadie.
Su físico era envidiable pero su atuendo no parecía ser de gusto de los ostentosos dueños de esa residencia. Llevaba unos pantalones negros ajustados y una chaqueta de cuero negra que dejaba entrever una camisa de tirantes blanca que marcaba toda su envidiable figura y su fibroso torso.

Aquel joven misterioso de unos más que probables 20 años aspiro con profundidad mientras llamaba al timbre de aquella puerta tras la que se encontraba. En un acto de fingida simpatía, espero a que abriesen la puerta con una de sus inusuales sonrisas, poco habituales pero no por ello menos perfecta de lo que eran. Dientes rectos, blancos, inmaculados y radiantes, mandíbula elegante, arrogante y tentadoramente masculina.

Finalmente una señora discretamente vestida a la par que elegante abrió la puerta con profunda curiosidad.

- Hola señora Fairchild. – Dijo cortésmente el siniestro joven, se notaba que algo estaba sobreactuando.
- ¿Nos conocemos? Perdona sino recuerdo tu nombre, pero es que tengo muy mala memoria para los nombres.
- ¡Oh, no! Verá, yo soy un antiguo amigo de su hija, y simplemente pasaba a saludarla, si no es molestia.
- Desde luego que no lo sería… Pero me temo que has dado un viaje en balde.
- ¡Ah! ¿No está aquí? - Dijo con extrema decepción.
- Así es. Hace ya menos de una semana que decidió partir e irse lejos de Idris.
- ¿Cómo? ¿Y podría decirme donde se ha ido? – Disminuyo su excitación, no quería levantar sospechas. – Solamente por curiosidad, claro.
- Se ha ido a Berlín. Así que ya que yo hablo regularmente por teléfono con ella déme su nombre y no tendré ningún problema en enviarle recuerdos de su parte. – Comento la mujer con una mueca en la cara. Claro síntoma de que quería que esa conversación llegase a su termino cuanto antes.
- Seven, dígala que Seven la envía saludos – Añadió el joven atractivo mientras se alejaba dejando a la mujer perpleja por semejante seguridad en sí mismo.

Narración en primera persona por Jocelyn.

Para ser completamente sincera esa ciudad me aburría de maneras insospechadas. Era lo único que echaba de menos de El Círculo, siempre había algo que hacer, por insignificante que fuese.

Para colmo de males… Hoy era mi diecisiete cumpleaños. Mi primer cumpleaños sin nadie con quien celebrarlo. Aun recuerdo como si fuese ayer el día que cumplí 16 años. Estaban todos, Lucian, los Lightwood, Hodge, Blackwell, Pangborn, los cuales no eran santos de mi devoción… E incluso Valentine. Fue hermoso, ese día todos dejamos atrás las ambiciones personales y nos comportamos como una familia mas que como un grupo de “policías demoniacos” sádicos.

No debía volver a mirar atrás, no servía para nada. Solo para reavivar el dolor, el dolor de la perdida de con los que compartí tantísimos momentos, momentos que te embargan para toda la vida y que jamás olvidare.

Decidí salir un poco, al menos a que me diera el aire. Pasar tanto tiempo dentro de casa acababa por hacerme sentir que me faltara el aire.

Deje de lamentarme y me puse un vestido discreto, pero hermoso, de cachemir morado con unos tacones blancos y un cinturón del mismo color que los zapatos. Había pasado demasiado tiempo viviendo con mi madre, de ella aprendí que siempre hay que ir discreta y elegante, aun tratándose de un funeral o de un día en la playa.

Al menos ande 8 km ese día, aunque realmente ya había anochecido hacía bastante tiempo, pero no me percate de ello. Cuando gire una esquina empecé a experimentar un miedo como nunca antes había sentido, era como si alguien siguiese mis pasos desde cerca. Ya no recuerdo si estaba andando o si empecé a correr pero lo único que recuerdo es que quería salir de ahí cuanto antes y poder meterme en mi cama a dormir y olvidar todo ese día. De pronto ví una discoteca dos manzanas a la derecha, no dude, debía llegar ahí costase lo que costase. Incapaz de mirar atrás del miedo irracional que experimentaba hice el último spring. ¡Salvada! De momento. Había llegado a la puerta del garito de mala monta, no es que fuese acogedor, pero en ese momento era mejor que estar siendo perseguida por quien sabe que extraña criatura.
Volver arriba Ir abajo
Nemorise
Cazador de Sombras



MensajeTema: Re: Memorias de Jocelyn +18 ACT: 03/01 CAP: 15   Mar Jun 09, 2009 1:00 pm

Fuera de la narración en primera persona de Jocelyn.

- Juuuusto a tiempo. – Tráeme una cerveza desgraciado. – Y dile a los pringados de la mesa ocho que si tienen lo que hay que tener que suban a 500 € la partida.

El poco agraciado compañero de aquel chico de apariencia intachable fue a acatar sus ordenes mientras en el ambiente sonaba una melodía de Nickelback y el local apestaba a tabaco y alcohol barato. El joven muchacho tenía una apariencia física perfecta. Cogio un taco y enfrasco la punta en la polvina azul disponiéndose a machacar a esos dos matones de bar de poca monta que apestaban a whisky de subsuelo.

- ¿Qué? ¿No os atrevéis contra mi? Dos tipos grandes como vosotros… Debieran poder con uno escuálido como yo ¿no? – Añadió sonriente aquel joven.
Los gordos rivales de aquel muchacho se envalentonaron y no escatimaron apostando. Y además subieron a 1000, lo que no sabían es que antes de empezar ya habían perdido.
El billar, la especialidad de aquel joven impertinente.

- Por ti y por mi, y por esos imbéciles a los que les he sacado todo lo que tenían encima, incluso… Este anillo de boda – Dijo riendo y brindando con su desfigurado amigo.
- ¡Así se habla! Podríamos tirarnos toda la vida en Alemania viviendo de gorra gracias a estos inútiles ¿no crees Michael? – Dijo el desgraciado.
- Desde luego…- Aunque antes de terminar la frase Michael no pudo evitar quedarse perplejo al ver una deslumbrante cabellera pelirroja. - ¿Has visto a esa monada Ray? – Silbo en su dirección embriagado de alegría.
- Vaya, no es por faltar Michael, pero es la típica tía buena inaccesible. Ya me entiendes, demasiado buena para cualquier tío… Y el resto… Demasiado mediocre para ella.
- Habla por ti, memo. ¿Cuánto te apuestas a que en menos de una hora me voy con ella por esa puerta?
- 100 pavos – Dijo Ray enseñándole un billete de su bolsillo a Michael.
- ¡Hecho! – Anuncio escupiéndose la mano mientras se la daba a su feo amigo y se acercaba con aires de Don Juan hacía la chica pelirroja que se acababa de sentar aturdida en uno de los taburetes de la barra.
- ¡Ey, nena! ¿Necesitas compañía?
- No, necesito que te apartes de mi vista, y te aseguro que como vuelvas a llamarme “nena” o algo parecido será lo último que hagas.
- Guauuu, estás echa toda una fiera… No quiero ni imaginar como serás en la cama – Sonrío enseñando todos sus blanqueados dientes mientras esa chica le echaba fuego por los ojos. – Venga, tampoco te pongas así. ¿Quieres beber algo? Te invito.
- No, gracias..Quiero que me dejes sola.
- Está bien… Está bien… Pero ya que este bar no es tuyo… Me sentaré aquí al lado a beber y es algo que no me podrás impedir. – Respondió risueño Michael.


Ahí se quedo durante largo rato mirando hacia el camarero mientras miraba de reojo a la joven pelirroja. Fácilmente observo que algo debía de estar inquietando a está joven ya que no paraba de mirar hacia la puerta de local como con miedo.

- Oye, pelirroja. Algo te preocupa, se puede oler desde la otra esquina, tal vez… -si me comentases en que mierda estás metida… Podría ayudarte. No es que sea un culturista… Pero practico taekwondo y me defiendo bastante bien en las peleas cuerpo a cuerpo.

- ¿Por qué crees que puede interesarme tu ayuda?

- Porque sea lo que sea, estás cagada de miedo y hay alguien que te está siguiendo

- ¿Cómo coño lo sabes?

- Si dejases de mirar hacia la puerta seguramente fueses capaz de disimular mejor… - Miro a esta a los ojos mientras ella aspiraba el dulce aroma de su aliento. – Me llamo Michael, Michael Wayland.

- Jocelyn, Jocelyn Fairchild – Dijo tras un largo rato en el que se replanteo si debía decirle su verdadero nombre o no, al final decidió sincerase con ese pobre estúpido.

Tras un rato hablando sobre el tipo que seguía a Jocelyn finalmente Michael decidió que debían salir de ahí cuanto antes, de manera que también se había asegurado ganar la apuesta.

Narración en primera persona por Jocelyn.

¿Es que me había vuelto loca? Apenas hacía un rato estaba huyendo de una sombra que mas bien atribuí a la sugestión y ahora estaba yéndome a mi apartamento acompañado de un completo desconocido. Bien cierto es que era arrebatadoramente atractivo, pero no dejaba de ser un desconocido, había perdido el juicio, sin lugar a dudas.

- ¿Cuánto tiempo te vas a quedar en Berlín? – Me pregunto Michael.
- No sé, ahora mismo lo único que necesitaba era desconectar de todo y de todo el mundo.
- Uhhhhh… Chica solitaria, ¿eh? – Me caía bien ese tío, al menos no era inquietante, misterioso ni un continuo drama. Era normal. Un inocente humano… Si supiesen las de cosas que amenazan con exterminarlos… No podría dormir, pero yo no iba a ser la que le revelase los secretos de la Visión. - ¿Vamos a tu casa no?
- Negativo. ME voy a MI apartamento, y tú… NO.
- Imbécil, si hay alguien que te siga el lugar donde menos segura vayas a estar será tu casa, hazme caso. – Odiaba decirlo… Pero en este caso tenía razón… No es precisamente que no me supiese defender sola… Pero no tenía material ni ganas de llenarme el cuerpo de runas por un “por si acaso”, Quería una vida normal y esta era mi gran oportunidad.
- Está bien, pero como te acerques a mí más de 5 metros, serás hombre muerto. ¿Queda claro?
- Transparente.

Al fin llegamos a mi apartamento de alquiler, no era muy amplio, pero para dos personas estaba más que bien. En cuanto llegué le preparé la cama sofá del comedor para que pudiese dormir allí. El muy descarado no perdió minuto para quitarse la ropa quedándose tan solo en calzoncillos delante de mí. ¡Que tío! Lo peor de todo es que no pude evitar echar más de dos o tres… O cinco, ya perdí la cuenta, miraditas de reojo. Tenía un cuerpo de escándalo… Y fijándome ahora detenidamente, es bastante guapo, incluso me atrevería a decir que lo es, y mucho. ¡Para! ¡Estoy delirando! Me voy a la cama y dejaré de pensar en estas cosas guarradas. Algún maniaco atenta contra mi vida y yo solo soy capaz de pensar en los bíceps de un desconocido.

- Me voy a la cama. Buenas noches. – Dije apartando la vista descaradamente y me fui a dormir.
Sueños raros agitaban mi mente y una voz extraña aunque dulce me despertó de mi profundo dormitar.
- ¿Qué pasa? – Pregunte con los ojos aun cerrados a causa del atontamiento. Aun era de noche, mi reloj marcaba las 4:00 de la madrugada.
- ¡Feliz cumpleaños! Atrasado por 4 horas, lo sé, pero mejor tarde que nunca. Debiste avisarme, nos habríamos pegado la fiesta padre entonces.- Y me mostró una especie de biscocho que el había hecho con una vela arriba.. Eso me había dejado perpleja. Un desconocido me había montado una fiesta de cumpleaños improvisada.
- ¿Cómo demonios lo has sabido? – Pregunté ligeramente desconfiada.
- El… Calendario de tu cocina, lo pusiste en el... Podrías al menos darme las gracias, ¿no?
- Desde luego… - Y no sé que me paso. No sé si fue la oscuridad, la soledad, la necesidad de tener a alguien a mi lado, a alguien que me apoye o el hecho del momento…. Pero le bese como nunca antes a nadie había besado (aunque tampoco es muy difícil, antes que él solo estaba Valentine) y luego todo se volvió confuso.

Dolorosamente me hizo el amor mientras yo me dejaba querer por primera vez a manos de un desconocido. Definitivamente mi mejor regalo de cumpleaños.
Volver arriba Ir abajo
Aran.
Nefilim



MensajeTema: Re: Memorias de Jocelyn +18 ACT: 03/01 CAP: 15   Mar Jun 09, 2009 2:54 pm

uuuuuuuuuuuuuuuuuu! mira la Joce, y parecia tonta cuando la compramos jajajaaja
haciendo el amor con el padre de Jace....ay, dios! ni se te ocurra dejarnos ahora un bombo llamado Jonathan Christofer porque te mato! jajajajajaja
bueno, siguelo, andaaa! XDDD
un beso!
Volver arriba Ir abajo
Beka
Mundano



MensajeTema: Re: Memorias de Jocelyn +18 ACT: 03/01 CAP: 15   Mar Jun 09, 2009 4:10 pm

aibalaaaaa joder con Joce... si es que en esta historia no se que va a pasar a cada instante ME ENCANTA!!
Volver arriba Ir abajo
Nemorise
Cazador de Sombras



MensajeTema: Re: Memorias de Jocelyn +18 ACT: 03/01 CAP: 15   Mar Jun 09, 2009 4:19 pm

Aran. escribió:
uuuuuuuuuuuuuuuuuu! mira la Joce, y parecia tonta cuando la compramos jajajaaja

Muahahahahahahahahaha jajajaja, me ha encantado esto XD.

Ya te digo, va de quitismiquis pero luego mirala XD XD.

Ya informo de nada es lo que parece XD. Me montado yo solita una rayada que lo flipas XD XD.
Volver arriba Ir abajo
Beka
Mundano



MensajeTema: Re: Memorias de Jocelyn +18 ACT: 03/01 CAP: 15   Mar Jun 09, 2009 4:21 pm

oye.. pues si tus rayadas son así siempre... sigue jaja
Volver arriba Ir abajo
Noemn
Cazador de Sombras



MensajeTema: Re: Memorias de Jocelyn +18 ACT: 03/01 CAP: 15   Miér Jun 10, 2009 11:53 am

me encanta!! y como engancha!
Volver arriba Ir abajo
Nemorise
Cazador de Sombras



MensajeTema: Re: Memorias de Jocelyn +18 ACT: 03/01 CAP: 15   Miér Jun 10, 2009 1:45 pm

9. Verdades ocultas.

Me desperté con el olor repentino de una noche de sexo y magreada como nunca antes había estado. Me sentía sucia. ¡Dios santo! ¿Qué locura había hecho? Si algo había aprendido tras esa noche es que jamás iba a volver a dejar entrar a un desconocido a mi casa y menos un día en el que mi nostalgia resultará tan dolorosa como para acceder a cualquier bajeza.

Al menos al levantarme de la cama Michael había desaparecido. Un gran alivio, las cosas claras.
Aunque en seguida detecte que no, su ropa seguía ahí, y oí unos pasos acercándose desde el pasillo.

- Ey, buenos días pelirroja.
- ¿Quieres dejar de llamarme así? – Dije asqueada debido a la asquerosa euforia que él mostraba.
- Vale, tranquila señorita Fairchild. ¿Mejor así? – Añadió entre risas el muy imbécil. Le ignore y me vestí rápidamente con los primeros pantalones y la primera camiseta que había encontrado.
- Antes de nada… - Dije incómodamente. – Tú y yo… Esto nunca ha pasado. NUNCA ¿Me has entendido?
- Pero si ha pasado PELIRROJA. – Artículo haciéndome burla.
- Pues te vas olvidando… Y rapidito. ¿Qué haces aquí aun?
- Que borde… A ver no me he ido porque estaba pensando en eso que te preocupaba ayer… ¿No tendrás algún enemigo que pueda querer espiarte? - ¿Algún? Jaaa. Si contase los amigos tardaría menos, eso asegurado.
- Pues… Ahora que lo dices unos cuantos – Me reí, eso si que era gracioso.
- Bueno sí, pero alguno que te haya llamado la atención, ¿ha pasado algo estos días que te resultase extraño? ¿Alguien?
- Pues ahora que lo dices… El otro día me llamo mi madre diciéndome que un chico muy extraño que dijo ser mi amigo le pidió que me mandase saludos con el nombre de Seven… Y yo no conozco a nadie con un nombre similar.
- ¿Tú madre dijo donde encontrarte? – Pregunto Michael.
- ¡CLARO! Eso es… Mi madre le dijo que yo estaba en Berlín, y claramente ese tío lo que quiere es matar… - Recordé lo extraño que podía ser oír semejante afirmación a oídos de un humano y me retuve – Matarile chimpon. – No se me ocurrió nada más ingenioso simplemente.
- ¿Y qué vas a hacer?
- Matarl… Matar a esa mosca que está ahí.
- ¿Qué mosca? Yo no veo ninguna mosca – Decía mientras giraba la cabeza por toda la habitación buscando indicios de la ficticia mosca que había inventado. – Eres muy rara… ¿Te lo habían dicho ya?
Continúe callada, pesando cómo y donde debía matar a ese tal Seven, seguramente se tratase de un demonio ¿o sería un brujo? Puff, así no averiguaría absolutamente nada. DE pronto Michael me saco de mi ensoñación.
- Vente conmigo a Los Ángeles. Tengo casa propia, es muy amplia, y así quien quiera que te este siguiendo te perderá el rastro.
- No digas estupideces… - Aunque según acababa la frase me dí cuenta de que sería lo ideal… Si aquel que fuese sabía donde vivían mis padres, volver a Idris solo les pondría en peligro. El solo sabe que yo estoy en Berlín, pero si me fuese a Los Ángeles… Le daría la vuelta a la tortilla. – Está bien. Solo una temporada… Pero no te confundas, no va a pasar nada entre nosotros.
- Desde luego, puedes confiar en mi, te trataré como a una reina.

Y asi es como en esa misma tarde ya habíamos hecho las maletas y nos habíamos dirigido al aeropuerto de Berlín para emprender el vuelo con destino a Los Ángeles, sin lugar a dudas… Mi vida había dado un vuelco de 180º, mas de lo que jamás creí que sucedería.

Y todo paso muy rápido. Michael me llevo por las oscuras y tétricas calles de Los Ángeles. No sé muy bien cuanto andamos, pero el reloj no hacía mas que avanzar y durante todo el trayecto no mediamos palabra. ¡Qué raro! Jamás pensé que Michael pudiese estar tanto tiempo sin hablar, no parecía el chico que había conocido dos noches atrás. Parecía… Otra persona.

- Michael… ¿Falta mucho? No sé, podríamos pedir un taxi. – Realmente el sitio daba cague. Un olor a orín y a heces sin igual me taladraba la nariz. Se me estaban revolviendo las tripas.
- No. Estamos llegando. – No dijo nada mas. ¿Habría hecho bien en fiarme de un desconocido? ¿Y sí era un psicópata? Fuese lo que fuese ya era tarde para arrepentirme.

El “estamos llegando” me pareció el término mas subjetivo del mundo… Lo único que podía ver era como atravesábamos calles cada vez menos iluminadas la una de la anterior. Nos adentramos en un callejón, irreconocible para un ojo humano, mas bien parecía un efecto óptico, esto no me daba buena espina… ¡No seas cobarde idiota! No tendrá dinero para comprarse otra casa… Desde luego el sitio era lúgubre y bastante cutre. Y no lo digo porque este acostumbrada a vivir en mansiones… De pronto, ya adentrados en el callejón Michael se paro de seco y se dio la vuelta mirándome.

- Hemos llegado. – De pronto lo vi… Sus ojos destilaban algo que hasta ahora mismo no había podido percibir, odio. Su sonrisa ladeada me resultaba terrorífica. No vi el momento para empezar a correr, así que disimuladamente empecé a dar pasos hacia atrás.

¡NO! Choqué con algo… Me dí la vuelta… Y lo vi. Era ese deforme amigo que había visto en Berlín con Michael… Ray, sí, ese. Era tan feo que daba nauseas. Sin duda se trataba de una embosca, ¡estúpida ingenua! Me la han jugado, y no me he dado ni cuenta. Estúpida, estúpida, ¡ESTÚPIDA!

- Hola, preciosa. – Dijo el adefesio. - ¿Quieres que juguemos un ratito? – Su risa era aun peor que su cara.
- ¿Qué queréis de mí? ¿Dinero? – Metí rápidamente la mano en el bolso para sacar todo el dinero en efectivo que tenía – Si queréis mas puedo ir al banco en un momento. Pero dejadme irme ahora mismo.
- ¿O qué? – Ahora hablo Michael. – Estúpida cazadora de sombras, tu dinero nos importa una mierda.
- Entonces… ¿Sabes quién soy…? - ¡Claro! Era tan obvio que me daban ganas de pegarme cabezazos contra la pared.
- Desde luego. ¿O acaso creías que podías interesarme de alguna otra forma? No seas ridícula por favor… Mírame… Y ahora mírate a ti… No eres mas que escoria. – Acto seguido me pego una patada en el estomago que hizo que me arrodillará en el suelo intentando coger oxigeno y después sentí un dolor sin igual en la nuca…. Y todo se volvió oscuro.

Abrí los ojos. ¿Dónde estoy? Maniatada de pies y manos… Era lo único que podía sentir… Ver… Era otra cosa… Solamente veía oscuridad por todos lados… Y un olor… Puajjj. Olía a podrido… Literalmente, olía a mierda.
Empecé a gritar. Sé que era absurdo y ridículo… Pero… ¿qué otra cosa podía hacer? Aunque había algo “bueno” de todo esto. Si hubiesen querido matarme ya lo habrían hecho. ¿Entonces qué querían de mí? Esa era una de las dos incógnitas. La otra era… ¿Quién era Michael? Si es que verdaderamente se llamaba así.
Oí pasos que se acercaban desde la lejanía, mi alboroto les había dado un motivo para viniesen donde quiera que me tuviesen retenida.

- Buenos días pelirroja – Dijo con un claro matiz de burla aquel cerdo que decía llamarse Michael.
- Buenos días pedazo de basura. – Matice con el mismo matiz de burla que él. Al menos ya veía algo debido a que al entrar debió de encender la luz. Estaba en una especie de sótano destartalado y lleno de mierda… Debía de estar bajo tierra, por eso mismo no había ventanas. A saber donde coño estaría…
- ¿Qué? ¿Quieres otro revolcón? Me da que no vas a tener esa suerte pelirroja. Aunque me alegro de que hayas despertado por fin bella durmiente – Río como un poseso.
- ¿Quién coño eres y qué quieres?
- Mmm. Empezaré por quien soy, será mas divertido. – Volvió a reírse. – Soy Seven, el mismo que fue a ver a tu madre. Como entenderás si me hubiese presentado por mi verdadero nombre jamás hubiese obtenido tu confianza, ¿no crees? – Que estúpida soy… Por eso mismo me pregunto lo de si tenía algún enemigo. Pero… ¿por qué? No entiendo nada.
- Seguiré, por tu cara deduzco que no entiendes absolutamente nada… Tampoco esperaba que lo hicieses. – Capullo – Michael Wayland… Cazador de sombras afincado en el dulce Nueva York… Sabía de sobra que no os conocíais, era una oportunidad de oro para arrebatarle su identidad. Me hice pasar por él fingiendo ser un estúpido y simple humano dispuesto a ayudarte en lo que hiciese falta y traerte a Los Ángeles, lugar donde nadie sabe que estás y por tanto te hace absolutamente mi prisionera.
- ¿Y quién coño me seguía? Tú no podías ser… Y tampoco ese amigo tuyo, Ray. – Seguía sin entender nada…
- Jajaja, eso es lo mejor de todo. Necesitaba que tu madre y tú, claro está, supieseis que había una persona llamada Seven, presente, buscándote. Yo mismo mande un comunicado al verdadero Michael Wayland informando, sin decir quien era verdaderamente, que un malvado demonio atentaba contra la vida de la gloriosa Jocelyn Fairchild, ex integrante de El Círculo, y que estabas tú solita en Berlín. Él como buen samaritano decidió seguirte la pista con la mala suerte de su torpeza… Y de que tú, como bien deduje, sabrías de sobra que alguien te seguía y que asustada entrarías en el primer sitio que vieses con gente. Y ahí estaba yo para recoger los frutos del desastroso descuido de Michael, robándole por otra parte su identidad.
- Hay algo que falla… ¿Cómo sabrías que iba a entrar justamente en ese sitio? Tú no me estabas siguiendo, no tenías forma de saberlo.
- Chica lista… ¿Pero nunca te paraste a pensar que siempre, todos los días, hacías absolutamente el mismo recorrido y que en él solo había ese bar que te pillará de paso? En el caso de que por una extraña circunstancia ese día no hubieses ido por la ruta habitual… Ese día no nos habríamos conocido… Pero me las habría ingeniado para que lo hiciésemos en cualquier otro momento. ¿Sorprendida? – Absolutamente sorprendida. Y yo que pensaba que era un imbécil… Y me la había metido doblada. Y lo peor de todo es que me había acostado con ese capullo, con ese maniaco… Para colmo era sobradamente más inteligente que yo. Notoriamente superior a todo demonio o persona que hubiese conocido. Me atrevería a decir que incluso mejor que Valentine.
- No. No estoy sorprendida – Mentí, no le iba a dar esa satisfacción. – En el peor de los casos… Es tan ridículo que te hayas tomado tantas molestias para solo atraerme a… Tu guarida supongo.
- No seas incrédula. Sencillamente es una genialidad, y lo sabes. ESTE es mi territorio. Conozco esta ciudad como la palma de mi mano. Cualquier persona, cazador de sombra o lo que quieras caería como moscas. Por no hablar de la posición secreta de mi refugio, no tienes absolutamente ni idea de lo poderoso que soy aquí, en Los Ángeles. Has conocido a Ray… Pero no al resto.
- ¿Y qué te propones? Porque si sigo viva es por el simple hecho de que de alguna manera me necesitas.
- Destruir al Círculo y sobretodo matar a Valentine. – Añadió orgulloso de sí mismo.
- ¿Y crees que yo te ayudaré? No seas ridículo, no diré absolutamente ni una palabra que tenga que ver con El Círculo.
- Lo sé. No pretendo que me lleves hasta ellos, pretendo que ellos venga hasta a mi. En el momento en que sepan que tú estás aquí acudirán como abejas a la miel, con la mala suerte de que no saben que en cuanto lo hagan verán su fin. – Odiaba decirlo, pero… Valentine y el resto estaban jodidos como se replanteasen el hecho de venir a salvarme… Y si muriese alguno de ellos… Sería por mi culpa.
----------
Continua XD


Última edición por Nemorise el Miér Jun 10, 2009 1:46 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Nemorise
Cazador de Sombras



MensajeTema: Re: Memorias de Jocelyn +18 ACT: 03/01 CAP: 15   Miér Jun 10, 2009 1:45 pm

Fuera de la narración en primera persona por Jocelyn.

El Círculo estaba descolocado. Mucho trabajo y poco tiempo y ahora no contaban con la colaboración de Jocelyn. No es que les fuese mal… Pero aun no habían terminado de asimilarlo. Valentine estaba distraído en su escritorio con Lucian. Una amistad que rozaba los límites de la obsesión y el afecto.

- Valentine, ¿te acuerdas que me pediste que estuviese pendiente de los clanes de los licántropos? – Le dijo Lucian recordando ese dato que se le había olvidado mencionar hasta en ese momento.
- ¡Ah, sí! ¿Qué pasa con ellos?
- No es que haya habido indicios de asesinatos y todo eso… Pero se registra un alto número de actividad en el clan omega. Y en Idris. – Termino puntualizando.
- ¿Qué? ¿Para que demonios se han adentrado en Idris? No me gusta ni un pelo. Mándales un aviso de que o se largan o tendremos que tomar medidas. Ningún extranjero entra en Idris sin informarme primero.

Terminada está objeción prosiguieron riendo, recordando anécdotas y bebiendo cerveza, como amigos, como hermanos inseparables. Donde va uno iba el otro. Lo que decía uno, lo pensaba el otro. Eran mentes compartidas.
De pronto sonó el teléfono de la organización. Rara vez sonaba… Por eso cada vez que lo hacía no podía tratarse de nada bueno. Valentine lo cogió con sumo interés.

- ¿Diga? – Pregunto el líder.
- Oh, tú debes ser Valentine. Un placer conocer por fin al gran HERÓE – Seven escupió la última palabra con arranque, con asco, con ironía.
- ¿Quién eres? ¿Qué quieres? – Se puso alerta, sin lugar a dudas no se trataba de un aliado.
- Que descortés soy, no me he presentado. Me llamo Seven y tengo a alguien aquí que quiere mandarte recuerdos – Empezó a sonar con distancia la voz ya que el demonio había retirado el teléfono de su boca para pasárselo a otra persona. De pronto sonó como alguien se quejaba, una voz de mujer.
- ¿Qué pasa ahí? – Grito Valentine preocupado.
- Venga dí lo que tengas que decir – Sonó alejado del auricular Seven.
- Valentine, ¡no vengáis! ¡NO LO HAGAIS! Es lo que busca, no hagáis nada, promételo. – Suplico Jocelyn.
- ¡Joce! ¿Qué demonios pasa? ¿Qué te ha hecho ese desgraciado? Si te toca un solo pelo te juro que le mataré con mis propias manos. – Lucian al fin reacciono y se levanto de su silla al oír lo que Valentine acababa de decir. - ¿Dónde estás dime donde estás para que pueda matar a ese hijo de puta? – Pero la voz de Jocelyn ya no sonaba, ya no estaba al teléfono, en su lugar se encontraba Seven.
- Ohhh, que romántico. Si no quieres que muera ven a Los Ángeles y mátame. – Colgó.

Valentine se quedo con el teléfono plantado en la oreja y el rostro descompuesto. Acto seguido empezó a estampar el auricular contra la mesa de manera que acabo destrozándolo. Henchido de furia comenzó a pegar puñetazos a las paredes con una ira como nunca había experimentado. Lucian intento retenerle, pero Valentine perdido en el odio y descontrolado le asesto un codazo en la nariz rompiéndosela en el acto. Al ver la sangre reacciono.

- Lucian perdona. He perdido los papeles. Pero es que… - Volvió a pegar puñetazos y patadas.
- ¿Qué ha pasado? ¿Qué ha pasado con Jocelyn?
- Un hijo de puta la tiene, ¡LA TIENE! Le mataré te lo juro, le mataré si la toca.
- No, Valentine, le mataremos, a él y a todo aquel hijo de puta que haya colaborado de alguna manera. – Termino diciendo Lucian contagiado con la rabia de su amigo.
- Avisa al resto. Está noche partiremos hacia Los Ángeles.
Volver arriba Ir abajo
Aran.
Nefilim



MensajeTema: Re: Memorias de Jocelyn +18 ACT: 03/01 CAP: 15   Miér Jun 10, 2009 3:35 pm

tiaaaa!! que guapo!!! esto se pone interesanteeee! jajajajjaa
siguelo, siguelo! xDDD
Volver arriba Ir abajo
Nemorise
Cazador de Sombras



MensajeTema: Re: Memorias de Jocelyn +18 ACT: 03/01 CAP: 15   Miér Jun 10, 2009 4:02 pm

¿Os gusta de verdad o lo decís por cumplir? XD XD
Volver arriba Ir abajo
Noemn
Cazador de Sombras



MensajeTema: Re: Memorias de Jocelyn +18 ACT: 03/01 CAP: 15   Miér Jun 10, 2009 4:38 pm

lol!

no, de verdad, te esta kedando genial
Volver arriba Ir abajo
Aran.
Nefilim



MensajeTema: Re: Memorias de Jocelyn +18 ACT: 03/01 CAP: 15   Miér Jun 10, 2009 4:47 pm

completamente en serio! si no me gustara, no lo leeria, asi de claro ajaj
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Memorias de Jocelyn +18 ACT: 03/01 CAP: 15   Hoy a las 6:59 pm

Volver arriba Ir abajo
 
Memorias de Jocelyn +18 ACT: 03/01 CAP: 15
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 3 de 5.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente
 Temas similares
-
» Memorias de la Plaza (Fiel a la Vega)
» Logran controlar memorias del cerebro, artificialmente
» MEMORIAS DE ADRIANO, Marguerite Yourcenar
» Rol , memorias de Idhun, el retorno de los Sheks
» portada completa Memorias de idhún II

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Cazadores De Sombras :: Leyendas de Idris-
Cambiar a: