Cazadores De Sombras

Facilis Descensus Averno
 
ÍndicePortalCalendarioFAQRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 nueva historia! Kytzia está deseando contaros su secreto...y el de su rubio acompañante!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente
AutorMensaje
sarah..tkd
Hada



MensajeTema: nueva historia! Kytzia está deseando contaros su secreto...y el de su rubio acompañante!    Sáb Jul 10, 2010 8:26 pm

Bueno, pues aquí va una de mis historias larguitas, iré subiendo según vea si triunfa o no triunfa mi pequeña Kytzia entre vosotr@s... amo a este personaje, la tengo mucho cariño desde que la creé, a ver que os parece!





Era una noche fría, muy fría, de esas tan sumamente frías que te congelan las ideas a no ser que lleves puesto el gorrito fucsia de lana que tu amable, graciosa y quiero-que-mi-nieta-muera-de-vergüenza abuela te regaló las pasadas navidades. Pero pasadas, pasadas… ¿ese que te regalo hace ocho años?, a no, hace nueve…

Desde luego Kytzia no pretendía ponerse el gorro, asique cuando salió por la puerta de casa dejó automáticamente de pensar razonadamente para pasar al modo off, dejando a sus neuronas descansar del agotador día de estudio que había protagonizado. Pronto, muy pronto, estaría metida en el gimnasio, pegando patadas al aire y descargando toda su frustración con cada grito.
Hola, maestro –dijo nada más entrar en el tatami, con su traje puesto y su cinturón negro anudado a la cintura.

Kytzia, mi discípula estrella, cuánto tiempo sin verte…

Si, lo siento, mi vida ha estado algo descontrolada estos últimos meses, pero estoy aquí de nuevo, para dar el cien por cien –contestó ella con una sonrisa, sin dejar que su entrenador notara la pizca de amargura que había impresa en ella

Después de millones de abdominales y flexiones, muchas patadas, giros y espectaculares técnicas, llegó el combate. Ahí es donde Kytzia sabía que destacaba por encima de los demás, ahí es donde ella daba siempre el cien por cien, donde debía darlo, por su propia seguridad. Todo fue como la seda, como siempre, hasta que llegó la hora de salir del gimnasio
]Estas dos horas se me hacen siempre cortas –le dijo a Kytzia una chica de ojos imposibles, tan verdes como la hierba en plena primavera.

Desde luego, sobre todo cuando lo que te espera fuera es un frio que congela los huesos… -el doble sentido de sus palabras hizo a Kytzia temblar, y no precisamente de frío.

Salió del gimnasio y permaneció hasta la mitad del camino a casa por la luz, hasta que llegó al punto en el que tenía que atravesar un puente en total penumbra. Miró de reojo a los lados y se encaminó hacia allí, y cuando iba por la mitad, lo que llevaba esperando todo el camino llegó.
Comenzó a correr, su corazón desbocado latía con tanta fuerza que hasta le dolía, pero sabía que si se detenía, lo que la perseguía acabaría con ella. Su resistencia era grande, pues era deportista de élite y eso ayudaba, pero el miedo le atenazaba el pecho. Se encaramó a la valla del puente y miró abajo. "Dos metros, no es nada" pensó. Merecía la pena saltar. Miró hacia atrás y estuvo completamente segura de ello. Cayó con un ruido sordo, las puntas de los pies apoyadas en la tierra, absolutamente ilesa. Miró arriba por última vez antes de correr con todas sus fuerzas hacia su casa.

Hija mía, si que os dan buenas palizas en el taiguondo ese…
Taekwondo mamá, y si, hoy ha sido duro… -dijo Kytzia en un susurro.

Subió despacio a su habitación y decidió escapar. Con esas cosas tras ella, no podía permitirse el lujo de vivir en su casa, no quería poner en peligro ni a su madre ni a su pequeña hermana, que ya bastante tenían con haber perdido a su padre el año anterior. Se miró al espejo, y decidió darse la ducha más larga de su vida. Cuando salió, con sus vaqueros y su jersey preferidos, comenzó a hacer la maleta, sin olvidar todos y cada uno de los gorros que su abuela había hecho para ella. Cogió todos sus ahorros y se prometió buscar un gimnasio en la ciudad en la que se instalara. Salió por la enredadera de la ventana. Con un poco de suerte su madre no habría oído el ruido de la maleta al caer. Era tan despistada...Esperaba con toda su alma que viera la nota.

Mamá, he tenido que irme. Pronto volveré, tan pronto como me sea posible, pero por favor, no me busques, no pongas a nadie sobre mi pista, y mucho menos sobre la vuestra. Dile a Cynthia que estaré pronto ahí para contarle las historias que tanto le gustan, y que no tenga miedo por las noches del monstruo de las cortinas, que no existe. Si no te cree, cambia las cortinas por un estor, o algo. Y dile a la abuela que quiero un gorro nuevo, pero uno negro, por favor, ya sabes como es. Pronto volveré, lo prometo. No me echéis de menos, ya lo hago yo por las tres

Os quiero, os quiero mucho.

Kytzia.



Lleguó al andén justo cuando el tren que debía coger hacía la última llamada a pasajeros. Se puso nerviosa, y esparció todos sus bártulos de taekwondo por el andén. pensó. Cuando levantó la vista, un chico rubio con aspecto de estar tan perdido como ella analizaba con ferviente interés su casco de taekwondo.

¿De verdad con tantos agujeros esto os protege algo la cabeza? –preguntó sin mirarla.

Suele hacerlo –contestó Kytzia mirando su casco también.
Cuando el chico levantó la vista, miró con asombro de arriba abajo a Kytzia.

No pareces el tipo de chica que practicaría un deporte de contacto como este… ¿Esto es tuyo de verdad?
¿Quieres que te lo demuestre? –contestó ella con una media sonrisa.

El chico sonrió a su vez, y cuando lo hizo la vista de Kytzia pareció nublarse... qué sonrisa, qué absolutamente asombrosa sonrisa…
Parece que vamos en el mismo tren…

Eso parece –el chico le cedió el paso y se sentaron juntos.

>.


Me llamo Nathan, ¿y tú?

> pensó ella.


[/size]
[/font]

espero comentarios! un saludo!
[/size]


Última edición por sarah..tkd el Mar Ago 31, 2010 9:51 pm, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
Rag
Nefilim



MensajeTema: Re: nueva historia! Kytzia está deseando contaros su secreto...y el de su rubio acompañante!    Dom Jul 11, 2010 12:20 am

WAO!! k es lo que persigue a Kytzia??
SUBE MAS PORFI!
Volver arriba Ir abajo
Larii Dangerous Girl ·$
Nefilim



MensajeTema: Re: nueva historia! Kytzia está deseando contaros su secreto...y el de su rubio acompañante!    Dom Jul 11, 2010 12:52 am

Adiós a tus buenos propósitos xDDD
Hombre, con ese tiarrón, a la mierda con los buenos propósitos!!
Oye, ¿habrá descripción física de Nathan?
Es que a Lara le apetece recibir un cortocircuito al babear sobre el portátil que le deje los pelos eléctricos y más chamuscaos de lo que están como un puercoespín...
Acostúmbrate, hablo mucho de mí misma en 3ª persona...
¡¡Qué guay que hallas subido una historia!!
Kytzia me gusta, y mucho^^
Espero conti, eh?
No nos obligues a Rag y a mí a amenazarte... Que Lum me ha pegado su extraña enfermedad que me vuelve pasivo-agresiva ¬¬"
Bueno, que me está encantando la historia, y eso que sólo hay un cacho!! Y que ya me muero por los huesos de ese rubiaco buenorro, Kytzia me gusta y las cosas que la persiguen son muy inquietantes...
Si te roban a Nathan, no te asustes, búscalo en mi casa xDDD
Te quierooo!!
Volver arriba Ir abajo
Ani_ I like you hair!!
Criatura de Lilith



MensajeTema: Re: nueva historia! Kytzia está deseando contaros su secreto...y el de su rubio acompañante!    Dom Jul 11, 2010 3:31 pm

Adios a los Buenos propositos
pero como nos se le van a ir los buenos propositos si sy yo sew me van los buenos los malos y hasta la cordura y mira que de eso me queda poko(mas bn casi nada jajjaja )
Tu Historia es simplemente MAG - NI - FI - CA
Y la forma de pensar de Kytzia es A - LU - CI - NAN - TE
Y cuando he leido que Nathan era Rubio he dixo este para mi jajjaa
Bueno que quiero MASSS
P.D: describe a Nathan aunque sea fuera de la historia plis
Volver arriba Ir abajo
sarah..tkd
Hada



MensajeTema: Re: nueva historia! Kytzia está deseando contaros su secreto...y el de su rubio acompañante!    Lun Jul 12, 2010 3:12 pm

Bueno, pues aquí va otro pedacito de la historia, un pelín más largo


-

Kytzia… -dijo a media voz.

“No levantes la vista, ni se te ocurra, ¡¡¡que no se te pase por la cabeza!!! Mírate los pies, que bonitas deportivas llevas Kytzia, concéntrate en ellas. ¡Mierda! No mires sus pies, mira los tuyos, ¡los tuyos! Joder, joder, JODER… No le mires a los ojos, no, no, no, no, no ¡NO!... Se acabó, estás perdida…” pensó todo esto tan rápido que se mareó.

- Bonito nombre, original…

- Sí, mi madre es bastante…original…

¿De verdad era posible que alguien pudiera tener esos ojos?... Después de todo, ¿qué no era posible para ella? Los miró de nuevo… si, tan extraños como hacía un segundo… ¿Realmente aquel muchacho tenía esos ojos? Se juró preguntarle si eran lentillas. Lo haría, si alguna vez pudiese recuperar el habla después de aquel espectáculo que tenía delante.

- Sin duda escapas de algo, ¿verdad Kytzia?

“¿QUÉ?, espera, ¿CÓMO? ¿Qué sabe de mí, como cojones…??¿¿?¿!?!!!WTF?¿?¿!!?¿!!?”

- Lo digo por todas estas cosas que llevas… -contestó él como si hubiera leído sus pensamientos.

“¿PARANOICA YO? Mierda, ¿dónde coño queda mi capacidad de razonar? Desde luego lejos de Nathan… ¡Lejos de su maldita y estúpida voz de ángel! Vete de aquí Kytziaaaaaaaaaa”

- ¿Sabes? Unos amigos tienen una casita rural a las afueras de la ciudad a la que nos dirigimos. Quizás te interese alojarte unos días allí, o bueno, el tiempo que haga falta… -Kytzia frenó en seco sus divagaciones.

“Mejor me quedo sentadita donde estoy, a lo mejor saco algo en claro…”

- ¿Sí? Pues la verdad me vendría bien un sitio donde alojarme hasta que encuentre algo… Desde luego no tengo ni idea de adónde voy, quizá necesite un guía para que me enseñe la ciudad, o algo…

- Genial, yo me ofrezco, aunque si encuentras una mejor alternativa de aquí a que lleguemos, como el digno caballero que creo ser, me retiraré gustoso de la batalla –otra vez esa indescriptible sonrisa, por dios, ¿no iba a parar de sonreír de esa manera nunca?

- ¿Qué otra opción tengo? Me conformaré con el noble caballero, aunque me van más los astutos mozos de cuadra que les roban las princesas a los caballeros –Kytzia no pudo hacer más que devolverle la sonrisa, ensimismada. Desde luego no tenía la misma visión de los cuentos de hadas que las chicas normales. ¿Ella era normal? Desde luego que no…

“Definitivamente a la mierda los buenos propósitos. ¿Y desde cuando confío de esta manera en un desconocido? Espera, a si, desde que el desconocido es la octava maravilla del mundo… Dios, ¿y aún sigo viva?...”

Llegaron a la estación cuando amanecía.

“Que bello amanecer… Madre mía, que carita… ¡Cierra la maldita boca, subconsciente, que al final acabaré muerta por tu culpa!”

De verdad aquel rostro no tenía desperdicio… los ojos…absolutamente fuera de lo normal, como todo en él. Su nariz, ni muy grande ni muy pequeña, simplemente…perfecta. Bueno, no del todo perfecta, el tabique estaba algo torcido. Alguna pelea de las feas. Genial, un tipo duro… ¿algo más? Claro que si… unos labios carnosos, el labio superior en forma de corazón, tan deseables… Rubio, rubio no, rubiazo, el pelo algo largo, le cubría la frente y la coronilla, estilo surfero de las series de televisión, pero a lo Nathan… Si te fijabas muy bien, aquel rostro no era tan perfecto como parecía a simple vista, pues en la mejilla, debajo del ojo derecho había una pequeña cicatriz, en forma de media luna.

“¿Por qué se me da tan bien analizar a las personas?” Se preguntó Kytzia cuando siguió bajando la mirada. Camisa blanca, abrigo de cuero negro y pantalones vaqueros. Un colgante en forma de colmillo adornaba el perfecto cuello. Volvió a mirar el cuello, y vislumbró los músculos en tensión, como si Nathan esperara que ocurriera algo malo.

- No me preguntes porqué, pero corre, corre detrás de mí con todas tus fuerzas, ¡YA!

Kytzia, sin saber muy bien porqué obedecía, salió disparada tras Nathan cargando con su equipaje, hasta que él (lo de que era un caballero lo debió decir en serio) cogió su maleta y ella solo tuvo que ocuparse de su bolsa de deportes. Corrió, corrió como una loca (chicas jajá) y parecía haber pasado una eternidad cuando algo impactó contra su nuca y cayó en la oscuridad más profunda. Cuando despertó estaban dentro de un taxi.

- ¿Qué…? –Kytzia apenas podía hablar.

- Eso mismo me pregunto yo… ¿Qué mierdas eran esas cosas Kytzia?

“A tomar por culo secreto y secreta… He perdido la concentración por un momento y mira lo que ha pasado… ¿Qué le digo ahora? ¿Qué una manada de bichos inteligentes e invisibles para el resto de los mortales me persigue porque… UN MOMENTO… ¿los ha visto?”

- ¿Qué has dicho?

- Nada, solo te pido explicaciones, porque la verdad, no es normal ver a una chica perseguida por docenas de… de bichos raros de velocidad inhumana en medio de…

- Para, para, para… ¿Los has visto? ¿Y no has pensado que estabas loco? ¿Cómo has podido averiguar que estaban allí…? ¿Quién mierdas eres tú? –dijo Kytzia intentando abrir la puerta del taxi. No le importaba saltar en marcha, había pasado por cosas peores…

- Stefan, ya sabes dónde llevarnos… -dijo de repente Nathan, mirándola a los ojos con verdadera preocupación.

- Por supuesto, Nathan –contestó el supuesto taxista.

Kytzia deseó en aquel momento que la carne no fuera tan débil. No tendría por qué haber seguido a ese chico… Pero él no le parecía peligroso…no como se lo había parecido Michael desde un primer momento… Otra vez aparecía ese nombre en su cabeza, otra vez esos ojos azules como el hielo que la perseguían en sus peores pesadillas…

“No te culpes, controlaba tu mente, no eras tú misma, eras una marioneta incapaz de controlar su mente” Le dolía recordar esa etapa de su vida, acontecida unos pocos meses atrás… Había sido una marioneta, si, sin capacidad de razonar por si misma…una marioneta de sus enemigos, una puta marioneta que había matado a gente…

“No pensaré en ello, no recuerdo nada en realidad, recuerdo lo que Michael me contó, no recuerdo nada de ese tiempo…”

Ese nombre de nuevo. Maldito seas cien mil veces, Michael Detructio…

- Mira, Kytzia, no te voy a mentir…No sé quién eres, pero me imagino bastantes aspectos de tu vida después de lo que acaba de pasar… Y quiero ayudarte… No pretendo que confíes en mí de buenas a primeras, pero no tienes a donde ir, y quiero darte asilo hasta que podamos solucionar esto… Solo puedo decirte que odio a Michael tanto o más que tú, y que soy de los buenos.

“Hasta que PODAMOS solucionar esto… Vaya, al final sí que he hecho un nuevo amigo….joder… que odia a ¿QUIÉN? No va a dejar de sorprenderme…”

- ¿Michael?... pero como…

- Hablas en sueños…perdón, GRITAS en sueños… casi me dejas sordo… “Michael no, no por favor, no me hagas esto, no… ¡Te odio, grandísimo Hijo de @#@¬€~&”·!1#@!” Todo eso en el mismo sueño ¿Le querías mucho antes de enterarte de que jugaba contigo?

- No es de tu incumbencia… -ahora sí que la chica se estaba empezando a cabrear con aquel rubio impertinente.

- I’m sorry, darling, no era mi intención importunarla –una media sonrisa asomó a aquel rostro divino.

Genial…tipo duro, impertinente y además irónico… La lista de cualidades en el cerebro de Kytzia iba tomando un tamaño considerable… Por lo menos era de los buenos… Además tenía un cuerpo de escándalo… Ahora que se había quitado la chaqueta de cuero (le debía de haber entrado calor con la carrera), Kytzia podía observar (perdón, admirar) los músculos de sus brazos, pues la camisa era de manga corta. No era demasiado musculoso, no, sino fibrado, con los músculos bien marcados, un bíceps de aspecto fuerte y resistente, pero no demasiado musculado. El pack de músculos abdominales quedaba oculto, pero se intuía a través de la fina tela. Las venas de los brazos estaban algo hinchadas por el ritmo frenético con el cual el corazón del chico bombeaba la sangre a través de ellas. Extremadamente sexy. De cintura para abajo todo era perfección y más perfección.

“Miento, no existe la perfección, pero Nathan se le acerca peligrosamente…” Pensó antes de derrumbarse contra el asiento y dejarse llevar por el chico y su extraño chofer a donde fuera, cansada de luchar por su vida y de estar en constante alerta. Dios, hacía mucho tiempo que no sentía la maravillosa sensación que proporcionan los músculos al relajarse.



espero que guste comentar plis!!

PD: ahí teneis la descripción aunque aún falta algo muy importanteeeee jijiji
PD2: ¿que me decís de Nathan?
esta tarde, si puedo, subo un poquito mas
saluditos!
Volver arriba Ir abajo
Ani_ I like you hair!!
Criatura de Lilith



MensajeTema: Re: nueva historia! Kytzia está deseando contaros su secreto...y el de su rubio acompañante!    Lun Jul 12, 2010 5:22 pm

Campeonees !!! Campeonesss!! Oeee Oeee Oeee
=yellow]]Yo soy españoll español español[/size]
Buenop..despues de este momento de divagacion e/i alegria
quiero decirr Nathan Nathan Nathan
me encanta jajaja
Y mas plissM - A - S
Volver arriba Ir abajo
Rag
Nefilim



MensajeTema: Re: nueva historia! Kytzia está deseando contaros su secreto...y el de su rubio acompañante!    Lun Jul 12, 2010 5:50 pm

P.D.1 jo chica cn que hambre me has dejado...
P.D.2 esta tarde? ojala puedas!!
por cierto ... ME ENCANTA!!!! SUBE MAS PORFI!!!
Volver arriba Ir abajo
Larii Dangerous Girl ·$
Nefilim



MensajeTema: Re: nueva historia! Kytzia está deseando contaros su secreto...y el de su rubio acompañante!    Lun Jul 12, 2010 7:59 pm

Y cómo te digo yo ahora que... que...
QUE SIGAS, COÑO!!!
DIOS, ME ENCANTA
NATHAN, NATHAN, NATHAN
YO SOY ESPAÑOL, Y QUIERO CONTI, SOY ESPAÑOL!!!
ALE!!!
I LOVE U!!!^^
Volver arriba Ir abajo
sarah..tkd
Hada



MensajeTema: Re: nueva historia! Kytzia está deseando contaros su secreto...y el de su rubio acompañante!    Lun Jul 12, 2010 8:00 pm

Pongo otro capi, a ver que tal va esto, por ahora veo que mas o menos va gustando... A ver si poco a poco me vais leyendo mas, que Nathan necesita admiradoras!! Aunque no se porqué creo que más de una va a preferir a otro... tutuRUUUUUUU jijiji Por cierto, por si Larii pasa por aqui... TIENES OTRA ADMIRADORA!! Bueno, aquí va:




[size=12]Despertó un segundo después, o eso le pareció, pues cuando abrió los ojos estaban rodeados de árboles, frente a una pequeña cabaña de madera que para nada tenía la pinta de una “casita rural” como la había llamado el “rubio impertinente”, aparte de mentiroso, claro. Salió del coche y el frio le caló hasta los huesos.


“Mierda de invierno, que asco de estación…podría ser primavera eternamente…” a Kytzia eso de congelarse a cada momento empezaba a desesperarla.

- Bueno, pues aquí vivirás hasta que te encontremos algo mejor…por ahora aquí estarás a salvo…Sé que no es muy grande, ni muy cómoda, ni muy céntrica, pero sobrevivirás, ¿Eh, chica de ciudad?

- Sobreviviré, no me queda más remedio…

- Venga, no está tan mal… Si te sintieras sola, o tuvieras miedo por la noche, bueno…

- ¿El caballero de la triste figura (“que falsa eres Kytzia”) vendría a rescatarme en su caballo blanco? Prefiero que no, gracias… Me las apañaré con la oscuridad, los monstruos asesinos, los vampiros, los zombis, las momias y todos sus primos…

- Aquí no te harán daño –saltó en ese momento Nathan, mirándola muy serio. “Pues si que debo ser importante para ellos, si con tanto cuidado me protegen…”

Sacó su equipaje del coche y se encaminó hacia la puerta, atravesando el umbral y dejando la maleta en el suelo. La verdad, no estaba tan mal. En el piso de abajo tenía un pequeño salón con chimenea, de aspecto rústico y muy acogedor, además de una cocina muy rústica también y un baño con, espera, ¿CON JACUZZI? Definitivamente ese lugar no estaba nada mal… Nathan la miraba desde la puerta, sin cruzar el umbral aún.

- ¿No vas a invitarme a entrar? –dijo con un extraño brillo en sus ojos…sus ojos…

Automáticamente los músculos de Kytzia se pusieron en tensión. No podía ser cierto, era demasiado surrealista…Nathan no podía ser… ¿no se suponía que era de los buenos? Le miró con cautela de arriba abajo, sin apartar la vista de sus armas más peligrosas en aquel momento. La chica analizaba a Nathan como posible enemigo, sopesando sus posibilidades e intentando encontrar los puntos débiles del rival, como en un combate. Su voz de ángel la distrajo.

- Eh, Kytzia, era una broma, bambina.

Genial, italiano…

- ¿Una broma? ¿CREES QUE ESTOY PARA BROMAS?

- Lo siento, lo siento…olvidé que quizá no te gustes demasiado los vampiros… Bueno, es igual… instálate, ponte cómoda, volveré mañana para dar un paseo por la ciudad…y ponernos al día.

“Será mejor que te vayas, rubio impertinente…”

Nathan entró sin problemas en la casita, dejó el resto del equipaje en el suelo y se marchó sin volver la vista hacia ella ni una sola vez.

Kytzia subió despacio las escalerillas de caracol de la cabaña, y se encontró de bruces con la habitación más hermosa que había visto jamás. Una enorme cama de matrimonio con dosel oscuro presidía la habitación. A cada lado de la cama, una mesilla de noche con una lamparita cada una, lamparitas ambas en forma de hada, talladas en bronce. Un gran armario de madera de roble se alzaba junto a un enorme ventanal con vistas a un laguito lleno de flores, una muy buena vista, desde luego… Un escritorio de madera también quedaba al otro lado de la ventana, con una sillita preciosa. Se le abrió la boca de asombro, y se descalzó para poder rozar con sus dedos la suave alfombra de terciopelo rojo que quedaba bajo sus pies.

- Maravilloso…

Descubrió una pequeña puerta que resultó ser otro baño, este algo más modesto, con ducha en lugar de jacuzzi… un jacuzzi podía ser muy poco práctico para ducharse. Deshizo la maleta y colocó toda su ropa en el armario, se puso un camisón para dormir y bajó a prepararse algo de cena. Cuando se hubo comido los espaguetis, se sentó en el sofá del salón para ver la tele un rato, no sin antes encender la chimenea. Puso las noticias, por si las moscas…

Genial, ninguna desaparición de una chica morena de ojos tan turquesa que parecían lilas… Y sí muchas desapariciones y asesinatos inexplicables que se atribuían a asesinos en serie o psicópatas.

“Si que se está descontrolando Michael… Mierda, no pienses en él… Cómo pueden ser tan cazurros los del FBI… ¿un asesino en serie que opera por toda la extensión de los Estados Unidos con siquiera horas de separación entre los asesinatos? ¿O un grupito de asesinos en serie que se han puesto de acuerdo vía internet para matar con el mismo módus operandi? Absolutamente absurdo…Claro que la gente está mucho mejor sin saber la verdad… Se reirían en la cara de los asesinos en serie si supieran lo que de verdad les amenaza… Criminólogos del mundo, ¿para qué os queremos?...”

Apagó la televisión y salió al bosque. La cabaña tenía un aspecto muy parecido a lo que ella habría llamado “casa del árbol”. Pero le gustaba, le gustaba mucho… Paseó por los alrededores esperando encontrar algún peligro entre las sombras, pero allí no había nada amenazador…Nathan tenía razón, al fin y al cabo, quizá allí no pudieran encontrarla…

“Ilusa, que ilusa soy… Esté donde esté siempre acabaran encontrándome…él me encontrará…”

Subió a la habitación y se tendió en la cama, arropada hasta la barbilla con la suave colcha azul, y no pudo evitar, después de algunas divagaciones sin sentido, quedarse dormida.

- ¡Buon giorno! –Nathan entró gritando en la cabaña – Te he traído algo de desayunar, para que veas que no soy tan malo –su risa (¡qué música para sus oídos!) inundó la cabaña.

- Genial, justo lo que más me apetecía ahora, verte… -Kytzia estaba acabando de acomodar su último rizo en un recogido informal, pero muy trabajado.

“¿Te estás poniendo guapa para él? Jajaja, por dios Kytzia, que idiotez…”

- Eh, ¿vas a bajar o qué? Que haces, ¿ponerte guapa para mí? –volvió a reír de nuevo, parecía que algo le hacía muy feliz.

- Vete a la mierda, Nathan –otra carcajada subió por las escaleras… ¿desde cuándo esas confianzas?... Todo aquello era una locura…

Bajó despacio, esperando encontrarse al chico sentado en el sofá, o tirado en él, mejor dicho, pero le encontró en la cocina, luchando contra un exprimidor que destrozaba una naranja.

- Zumo de naranja natural, ¿te gusta? -preguntó sonriendo. Un poco de zumo le había salpicado la mejilla.

- No…me encanta… gracias –Kytzia sospechó, mirando los huevos con bacon que descansaban sobre la mesa de la cocina.

- Aún están calientes, si te das prisa no se enfriarán –se sentó en una silla y comenzó a servir el zumo en dos vasos, y después a devorar sus huevos. La miró –Puedes sentarte, los huevos no muerden…Oh, lo siento, más vampiros… -rió por lo bajo- ¿Por qué me miras así?

- Me has traído exactamente mi desayuno favorito… Creo que sabes más de mí de lo que me cuentas…

- Kytzia, casualidades…

- Si, por supuesto… -hacía mucho tiempo que las casualidades no existían para ella…

Levantó la mano y recogió con el dedo la gota de zumo que descansaba en la mejilla del chico. Él se quedó muy quieto y luego la miró, serio.

- Una gotita de…de zumo –se explicó ella.

- Gracias –sonrió él, después de una pausa algo tensa.

Los ojos del muchacho no dejaban de distraerla. Recordó que debía hacerle una pregunta.

- Tienes problemas de visión –preguntó sin mirarle.

- ¿Qué?, no ¿por qué?

- Entonces, las lentillas son…

- No son lentillas –la cortó él.

- Venga, ¿en serio?

- En serio, no soy tan vanidoso como para intentar mejorar mi aspecto con unas lentillas –la miró significativamente.

- Eh, que yo tampoco las llevo, mis ojos son azules, pero tiran un poco hacia el lila.

- Bien, y mis ojos son azul grisáceo pero en uno de ellos tengo una mancha verde. Se llama heterocromía.

- ¿Cómo? –Kytzia no podía creerlo… ¿ojos de distinto color?

- Es una anomalía hereditaria, ya sabes, el abuelo de mi abuelo, o algo así, tuvo los ojos como yo.

- Ajá, asique son de verdad…

- ¿Impresionada? –una sonrisa petulante asomó a los labios del muchacho.

- Más quisieras –a veces Kytzia pensaba que mentir era lo más fácil del mundo…

Terminaron de desayunar y salieron a la calle. Kytzia no esperaba encontrar frente a la puerta de “su casa” un coche como el que en esos momentos veía…

- Nathan, ¿un Skyline? Vaya, que modestos, que súper discretos…

- Tus “amigos” los millonarios no son los únicos que tienen dinero en sus arcas, bambina.

Montaron en el coche y descubrió una nueva cualidad de Nathan: amaba la velocidad tanto como ella. Era un coche muy rápido, y lo pasaron en grande viajando hasta la ciudad. Cuando llegaron, dejó el coche en el parking de un centro comercial y se recorrieron la gran avenida de arriba abajo, mirando millones tiendas, entrando en algunas de ellas y comprando en una o dos. Decidieron sentarse en un restaurante a la hora de comer, uno de esos de comida rápida, y mientras Nathan le pedía dos hamburguesas con queso a la ensimismada y encantada camarera, ella observaba su entorno. Los grupos de chicas miraban a Nathan, las chicas con novio miraban a Nathan por encima del hombro de sus respectivos, incluso algún chico miraba a Nathan. ¿No se sentía observado? Terminaron de comer las hamburguesas y pagaron, y cuando Kytzia se iba a levantar, Nathan pegó un brinco en su silla y pasó por su lado como una exhalación, tomándola del brazo a su paso.

- Nathan, ¿no te han hablado nunca de eso de no comportarse de forma sospechosa y extraña en público? –dijo ella, notando la firme presión de la mano del chico en su muñeca.

- Michael está aquí –dijo, su cara contraída en una verdadera mueca de odio.

No necesitó decir más, pues Kytzia corrió hacia el coche y no dijo una palabra más, y no se sintió segura hasta que no estuvieron muy lejos de la ciudad. Nathan la miraba a cada instante, preocupado.

- Kytzia…Si no es mucha impertinencia y tal… ¿Qué demonios tenías con Michael?

“Genial…A partir de ahora serás RUBIO MISTER IMPERTINENTE…”



¿Le contará algo Kytzia al rubio impertinente? ¿Le gustará al rubio lo que escuché? ¿Por qué odia Kytzia a Michael? ¿Y Nayhan? TODO ESTO Y MUCHO MAS, EN EL PROXIMO CAPI
[/size]
Volver arriba Ir abajo
sarah..tkd
Hada



MensajeTema: Re: nueva historia! Kytzia está deseando contaros su secreto...y el de su rubio acompañante!    Mar Jul 13, 2010 4:38 pm

chicasss jouuu comentarme plis!
Volver arriba Ir abajo
Rag
Nefilim



MensajeTema: Re: nueva historia! Kytzia está deseando contaros su secreto...y el de su rubio acompañante!    Mar Jul 13, 2010 4:50 pm

xDD eso ultimo me ha encantado, parecias el narrador de una de las series esas que te anuncian lo que pasara en el siguiente capi...jejeje
la cabaña preciosa!! un ojo verde y otro azul?
MAS PORFI MAS!!
Volver arriba Ir abajo
Larii Dangerous Girl ·$
Nefilim



MensajeTema: Re: nueva historia! Kytzia está deseando contaros su secreto...y el de su rubio acompañante!    Mar Jul 13, 2010 7:02 pm

Rubio Mister Impertinente Jajajajaja x'DDDD
Es genial, tía
Y tranquila, es que esta mañana no tuve tiempo de pasarme
Bueno, guapisma, espero conti
Ya sabes que lo amo
Y a la historia también xDDD
NATHAAAAAN!!! I LOVE U!!!!
Un beso!
Te quiero^^
Volver arriba Ir abajo
sarah..tkd
Hada



MensajeTema: Re: nueva historia! Kytzia está deseando contaros su secreto...y el de su rubio acompañante!    Mar Jul 13, 2010 8:36 pm

thank you, thank you, THANK YOU!! jajaja
sabeis que son super importantisisisisisismos para mi vuestros comentarios?? porque me alegrais el dia de verdad!! jaja mañana intentaré subir, aunque no prometo nada que estoy releyendo CDS y no se si lo podre dejar! jaja
Mil gracias, de verdad =)
Que aprecio mas grande os tengo! aisssss (suspiro)
PD: ¿se sabe algo de las locas? jaja
saluditos!
Volver arriba Ir abajo
sarah..tkd
Hada



MensajeTema: Re: nueva historia! Kytzia está deseando contaros su secreto...y el de su rubio acompañante!    Jue Jul 15, 2010 7:47 pm

Otro pedacito de mi historia, a ver que tal os parce





[size=12]-
A ver, es algo complicado ¿sabes, Nathan?

- Creo que seré capaz de seguir tus razonamientos, cabecita brillante –contestó el con ironía.

- Si, no lo dudo…escucha, y por lo que más quieras, no me interrumpas. Un día, cuando salí de casa para ir a entrenar, me encontré con un chico, y nada más verle me quedé prendada de él. En ese momento pensé en amor a primera vista, ahora sé que utilizó un hechizo para camelarme… El caso es que se ofreció a invitarme a un helado y no pude decir que no… Ya sabes, su piel pálida, sus ojos verdes, su pelito moreno tan despeinado…En fin, que cuando montamos en el coche para volver a casa, un hombre apareció en el asiento de atrás y me dejó inconsciente…Solo recuerdo retazos de aquellos meses, entre ellos Gente atravesada por espadas que yo misma empuñé, y a… a Michael (le dolía solo pronunciar el nombre) besándome como nunca nadie lo había hecho… Acariciándome todo el cuerpo… ¡Pero no puedo recordar nada más! ¿Ves por

que odio a ese… ves por qué le odio? –de repente, y sin saber cómo, se encontró entre los brazos de Nathan, llorando desconsolada en su hombro

- Tranquila, bambina…ya pasó, él no puede encontrarte, no volverá a hacerte daño, yo no se lo permitiré jamás, ¿vale? –la miraba a los ojos de una forma tan… ¿tierna?

- Gra…gracias –sollozó ella, odiándose por llorar delante de Nathan, limpiando sus lágrimas con el dorso de su manga.

Poco a poco se fue calmando, arropada por esos brazos tan cálidos, tan fuertes, tan… estaba divagando, no podía dejar de pensar en Michael, y eso le dolía, pero por otro lado se sentía tan a salvo entre aquellos brazos que no quería dejar de llorar. Un pitido estridente llegó a sus oídos. Nathan cogió el móvil y comenzó a hablar.

- Hola… sí, estoy con ella… ¿Tengo que ir ahora?, es que ella no está muy bien… Verás, Lluna, casi nos encontramos a Michael en… ¿!¿!COMO!?!? ¡Haber empezado por ahí! Voy ahora mismo, pero intenta venir tú a cuidar de ella, no la quiero dejar sola… Hasta luego.

- ¿Qué ocurre? –Kytzia le miró con ojos hinchados.

- Tengo que irme –dijo suavemente –Volveré pronto –continuó al ver la cara de espanto de ella.

- ¿Pero qué pasa?

- Mis… bueno, unos cuantos de los nuestros se han encontrado con Michael y los suyos en el bosque, no queremos que se acerquen mucho aquí, así que voy para allá a ayudar a contenerlos… No te preocupes, se luchar, estaré bien…

- ¡Pero Nathan, Michael es muy bueno con las armas, todos ellos son muy buenos, os harán daño!

- Estamos acostumbrados –dijo con una media sonrisa –Volveré, no me eches demasiado de menos… -terminó ensanchando su maravillosa sonrisa.

- Descuida… -otra sonrisa burlona iluminó el rostro de Kytzia.

Se sintió terriblemente sola cuando Nathan abandonó la cabaña. ¿Cómo era posible que él despertara tantos sentimientos en ella? Paz, tranquilidad, seguridad… y muchos otros que ella no estaba dispuesta a admitir. Mientras divagaba de nuevo, una chica entró por la puerta. Kytzia se puso en pie y adoptó la guardia para soltar una patada en el instante en el que aquella chica la atacara. La muchacha se acercó a ella demasiado, y Kytzia enganchó una patada alta, circular, que pasó por milímetros por encima de la cabeza de la chica.

- ¡EH! ¿Qué haces, quieres matarme o qué? –chilló la chica mientras levantaba los brazos en señal de que venía en son de paz.

- ¡Quién eres! ¡Contesta, VAMOS! –rugió Kytzia, totalmente a la defensiva.

- Vamos a ver, relájate…Soy Lluna, la chica que ha llamado antes a Nathan, ¿recuerdas? He venido porque él me lo ha pedido por teléfono, ¿verdad?

- Joder, lo siento… Es que no puedo evitar ponerme a la defensiva con cualquier desconocido que entra en mi casa sin mas ¿sabes? Y más cuando ese…bueno, cuando Michael está por aquí cerca.

- Quizá debería haber llamado antes a la puerta… Lo siento.

- Nada… ¿Quieres tomas algo, un café, un té, lo que sea?

- Me iría genial un café, llevo bastante tiempo sin dormir y aún me queda otro rato largo –dijo sonriendo. Era una chica guapa, alta y de pelo rubio dorado, casi como el de Nathan.

- Claro, por supuesto, siéntate en el sofá, ahora mismo te lo traigo… -Kytzia estaba pensando en Nathan abrazando a aquella chica, besándola… Y tuvo que dejar de pensar, porque la idea no la agradaba en absoluto.

“¿Estoy celosa?, venga Kytzia, no puede ser… ¿Yo, celosa?... No me gusta Nathan, ni desearía matar a esta chica porque esté con él, ni nada parecido… No me está permitido enamorarme de nuevo, no si quiero sobrevivir en esta mierda de mundo…”

- Aquí tienes tu café, cuidado, quema un poco…

- Muchísimas gracias, ¿tu nombre era?

- Kytzia, me llamo Kytzia.

- Vaya, que nombre más original, ¿no?

- Sí, eso dicen –recordó a Nathan diciendo esas mismas palabras.

La chica cogió el mando de la televisión y la encendió. En seguida apareció el presidente de la nación dando un discurso sobre seguridad para la población, sobre cómo actuar si se encontrasen con alguno de los “asesinos en serie” que asolaban el país.

<< Si se encuentran con un asesino, no se enfrenten, corran, aléjense de él lo máximo posible…>> Decía el señor presidente.

- Vaya, a no ser que la población tenga radares que detecten asesinos en serie, van a pasar corriendo todo el día, escapando de gente que parezca sospechosa… -rió Lluna.

- Si supieran que es imposible escapar, que por mucho que corran lo que les persigue siempre será más rápido… Asesinos en serie… ojalá –la voz de Kytzia tenía un tinte amargo.

- Si supieran que en realidad lo que les persigue son ordas de vampiros, monstruos deformes y bichos asquerosos, no saldrían de sus casas…

- Y el mundo tal y como lo conocemos hoy desaparecería, para convertirse en algo parecido a la película esa en la que todos son zombis menos unos pocos que han de matarlos –esta vez la que rió fue Kytzia, y Lluna rió con ella.

- Oye… no pretendo ser impertinente, ni nada por el estilo, pero… ¿Tú y Nathan…tenéis algo? –preguntó de pronto Kytzia. ¿Esa pregunta había salido de su boca?

Lluna la miró, con los ojos muy abiertos, y a continuación comenzó a reír a carcajada limpia. Casi se calló del sofá, estaba completamente doblada sobre sí misma y no paraba de reír. Cuando se calmó la miró de nuevo, ahora con ojos escrutadores.

- ¿Míster perfección y yo? Siento decepcionarte, pero no. Nathan nunca tiene nada con nadie…me parece que se cree demasiado bueno como para entregarse a cualquiera… De vez en cuando se agencia alguna chica mona que se enamora locamente de él, pero a los dos días él se aburre, y la pobre chica… Ya sabes, corazones rotos y todas esas cosas…por eso yo le quiero como a un hermano, es la forma más sana de quererle –terminó riendo de nuevo. Y Kytzia exhaló un suspiro de alivio.

La miró otra vez con esos ojos que parecían querer ver a través de su cabeza.

- Pero me parece que a ti el amor sano no te gusta, ¿verdad?... Kytzia, me caes bien… Ten cuidado con lo que sientes por Nathan… Que te rompan el corazón una vez es malo, pero dos…

- ¿Qué? Pero a mí no me han roto el corazón…

- Kytzia, tengo un poder, igual que todos aquí, si, aunque no lo hayas descubierto aún tú también lo tienes… El caso, mi poder tiene algo que ver con los sentimientos de la gente, con el sentimiento que impera en su corazón, más bien… Y tu corazón grita pidiendo que lo recompongan ¿sabes? Es el corazón más roto que jamás he sentido… ¿Quién diablos te hizo esto?

- Michael –el rostro de Lluna se oscureció nada más oír el nombre. Nada más soltar el nombre, Kytzia pegó un brinco, pues la puerta de la cabaña se abrió con brusquedad.

Nathan estaba en el umbral, su pelo rubio pegado a su frente debido al sudor, y en su mano un cuchillo largo cubierto de sangre hasta la empuñadura. Tenía el labio partido, la ceja rota y un moratón en la mejilla derecha. Pero lo peor estaba bajo su camiseta. Con la mano libre se sujetaba el costado. Kytzia se acercó lentamente a él y le retiró la mano. Lanzó un grito de horror cuando vio una tremenda raja en la camiseta. Se la quitó muy rápido (OMG!!!!) y miró la herida, algo había atravesado sus costillas.

- Es, es muy profunda… -susurró el chico, casi sin aliento –a atravesado el pulmón… Lluna, llama a Tucsan… -la chica estaba detrás de ellos, mirándole horrorizada.

- ¡DIOS MIO! Nathan, ¿qué?...

- Michael –la cortó él –te está buscando, les hemos echado de aquí, tranquila, estás a salvo –se apresuró a decir cuando la cara de Kytzia se descompuso. De repente se puso más blanco de lo que estaba, miró a Kytzia directamente a los ojos por un momento y luego se derrumbó en el suelo.

- ¡¡¡¡LLUNA!!!! –gritó Kytzia presa del pánico, y la chica, que ya había terminado la llamada telefónica, la ayudó a subir a Nathan al sofá.





bueno, comenten pliss!! se os quiere! ^^[/size]
Volver arriba Ir abajo
Larii Dangerous Girl ·$
Nefilim



MensajeTema: Re: nueva historia! Kytzia está deseando contaros su secreto...y el de su rubio acompañante!    Jue Jul 15, 2010 8:06 pm

NATHAN, TRANQUILO, YA VOY YO A AYUDARTE!!
Y TE HAGO EL BOCA A BOCA SI ES NECESARIOOOOOO!!!

Ah... Que no te has ahogado... Pues... Pues...
PUES TE DOY UN REPASO QUE NI LOS ÁNGELES!!!
AY, MI NATHAAAAAAAAANNN!!
BUENORRO!!

Uf, ya, ya me tranquilicé... Inspira, expira, inspira, expira...
MICHAEL, TE VOY A DAR UNA OSTIA QUE TE VISTO DE TORERO!!
CÓMO SE TE OCURRE HACERLE ESO A NATHAN??
A UN DIOS GRIEGO NO SE LE TOCA UN PELO, Y MENOS COMIGO AQUÍ!!

Cálmate, Lara, cálmate... Deja de hiperventilar, coño...
SARA!! SIGUE LA HISTORIA YA!! NO PUEDES DEJAR A NATHAN ASÍ!!
POR FAVOOOOOOOR!!!
PLEASE!!
ANDA, VENGA, HAZLO POR MÍ *ojitos*

Era broma, tranquila, sin prisa...
¿Estoy loca? (menuda pregunta ¬¬) ¡¡Pues claro que con prisa!!
Tía, esto es peor que la drogaaaaaaaaaa!!
Tengo mono de Kytzia, de Lluna, de Michael, de... de... de... No debería decir su nombre, la última vez tuve un amago de ataque cardíaco... qué coño
¡¡NATHAAAAAAAAAAAAN!!
Ale, creo que dejé bien clara mi opinión^^
Me he currao el comentario, eh? jajaja
Espero conti!!
Un beso!!
Te quiero (L)
Volver arriba Ir abajo
sarah..tkd
Hada



MensajeTema: Re: nueva historia! Kytzia está deseando contaros su secreto...y el de su rubio acompañante!    Jue Jul 15, 2010 8:11 pm

me e emocionado y todo.... GRACIASSSSSSSSS!! jajaja si te digo que te quiero me crees? jajaja tranquila, Nathan está aqui a mi lado sonriendo de una manera increible (JIIJIJIJI) y dice que si tu le das un repaso, que el encantao se a para tu casa, que se le pasan todos los males! jajaja
Pero prepara tus pulmones, iperventilarás cuando conozcas a Michael...aunque le odiemos todas jajajaja
GRACIAS POR TODO LARI!!!!!!
teailoveyou!! jaja
Volver arriba Ir abajo
Larii Dangerous Girl ·$
Nefilim



MensajeTema: Re: nueva historia! Kytzia está deseando contaros su secreto...y el de su rubio acompañante!    Jue Jul 15, 2010 8:19 pm

Jajaja, por mí, aquí le espero... Es que Nathan lo vale babas!
Y no sabes lo que te quiero yo!!
Me lo paso genial leyéndote y explayándome en los comentarios jajaj
Te quieroooo!! (y a nathan también, pero no más jajaj, o sea que imagina)
Volver arriba Ir abajo
sarah..tkd
Hada



MensajeTema: Re: nueva historia! Kytzia está deseando contaros su secreto...y el de su rubio acompañante!    Jue Jul 15, 2010 8:23 pm

Jajajajajaja, Nathan dice que el también te quiere, pero que te quiere ya! jajaja Es un poco impaciente ¿sabes? pero solo un poco, asique preparate que dice que va para alla, que no aguanta mas sin su pedacito de Lari... jajaja
Yo si que te quiero! el cariño que se te puede coger en tan poco tiempo... ¿es un don, o un poder especial como el de Lluna? jajaja tequiero!
Volver arriba Ir abajo
Larii Dangerous Girl ·$
Nefilim



MensajeTema: Re: nueva historia! Kytzia está deseando contaros su secreto...y el de su rubio acompañante!    Jue Jul 15, 2010 8:27 pm

Pues le espero, yo tampoco puedo vivir sin mi pedacito de Nathan!! Ay omá qué ricooooo!!
Quizás es TU don, el que permite a los demás cogerte cariño en tres comentarios!!
Yo también quiero ya a ese rubiaco buenorro!! Jajajaja, hay mamá xDDD
Y te quierooooo!!^^
Volver arriba Ir abajo
San*Heavenly Fire
Criatura de Lilith



MensajeTema: Re: nueva historia! Kytzia está deseando contaros su secreto...y el de su rubio acompañante!    Jue Jul 15, 2010 9:49 pm

Me ENCANTA!!!!!!
ME HE MUERTO LEYENDOLA PORQUE COMO VOY RETRASADA CON TODO POS ME LO TENGO QUE LEER DE SPOETON , PEOR ME GUSDTA MUXO
Volver arriba Ir abajo
Rag
Nefilim



MensajeTema: Re: nueva historia! Kytzia está deseando contaros su secreto...y el de su rubio acompañante!    Vie Jul 16, 2010 4:05 pm

NATHAN!! TE PONDRAS BIEN!! verdad?? oh, vamos para que lo pregunto por supuesto que si!!
SUBE MAS POFI!!!
Volver arriba Ir abajo
sarah..tkd
Hada



MensajeTema: Re: nueva historia! Kytzia está deseando contaros su secreto...y el de su rubio acompañante!    Mar Jul 20, 2010 6:58 pm

Otro cachito chicas!! y no sufrais por Nathan, dice que si se pone malito, podeis ir a curarle todas, que le gustan las enfermeras particulares! jajaja espero que os guste!


Tranquilo Nathan, respira hondo, no dejes de respirar, mírame a los ojos, no los cierres, por lo que más quieras, no los cierres… -decía Lluna

Y Kytzia lo único que era capaz de hacer era sentir náuseas y marearse, no por la visión de la sangre, pues había visto mucha, la mayoría derramada por ella misma… No, lo que la hacía sentirse tan mal era el pánico que sentía por el estado de Nathan, tan débil en el sofá, boqueando e intentando coger aire, aunque debido a su pulmón perforado lo único que conseguía era expulsar sangre por la boca. Volvió a mirarle, la herida de las costillas sangraba profusamente, estaba perdiendo una cantidad enorme de sangre. Nathan acabó perdiendo la consciencia, y a los pocos segundos, un hombre de mediana edad, alto y con un montón de cosas en las manos entró como una tromba en la cabaña y se arrodilló a los pies del sofá.
Tucsan, ese cerdo de Michael…

]Lo sé, lo he visto… Nathan ha arriesgado mucho esta vez…no tengo ni idea de que le ha podido pasar, pero el caso es que ha ido a por Michael desde un principio, no se ha concentrado apenas en la lucha…no tengo idea de lo que le pasaba por la cabeza… Ha matado a un montón de Terst, pero su mirada no se ha apartado en ningún momento de Michael, y cuando se ha encarado a él… Bueno, el resto ya lo sabéis.

Joder, mierda de niñato temerario… -Kytzia explotó, sin poder contener sus palabras -¿Es así siempre?, quiero decir, ¿nunca piensa lo que hace?...
Es eso lo que me extraña… Que normalmente no le pasan estas cosas… Tiene una mente privilegiada, que le hace ser certero, frío y letal en el combate…pero hoy...


“Por favor, que no le pase nada… todo esto es por mi culpa… Si no me hubiera encontrado con él, si no le hubiera metido en toda esta mierda… Este era mi problema, yo misma me gané todo esto, y el que lo paga ahora por mí es él… Nathan, por favor, abre los ojos, despierta…”
Mientras Kytzia divagaba e imploraba a no sabía qué por la vida de Nathan, Tucsan repetía una y otra vez algo en un idioma que ella no lograba entender. Puso un montón de pastas diferentes en la herida, e introdujo por ella una pequeña vara de metal impregnada en esas pastas. Nathan se retorció de dolor en su inconsciencia, mientras el hombre hurgaba en la herida, ahora con unas largas pinzas planas. Sacó con las pinzas un pequeño triángulo de metal que debía estar incrustado en el pulmón de Nathan… era la punta de un cuchillo. Poco tiempo después la herida se cerró y Nathan abrió los ojos.

Muy bien, chico, sabía que eras lo bastante fuerte como para salir de esta… Ahora ni se te ocurra moverte de ahí en un par de días, y tomando las infusiones que yo te traiga, estarás como nuevo antes de que te des cuenta… Pero necesitas reposo, asique nada de levantarse del sofá, ni hoy ni mañana.

Vaya Kytzia, –dijo con voz aún algo estrangulada – apenas te conozco y ya estoy durmiendo en tu casa… Qué rápido, ¿no? –terminó riendo, aunque la risa se convirtió en una tos ahogada.
Cierra la boca y descansa, que menudo susto nos has dado a todos .dijo Lluna, mientras Kytzia miraba con preocupación el rostro ensangrentado de Nathan.
Nosotros nos vamos, creo que te dejo en buenas manos, Nathan –dijo Tucsan, quien miró significativamente a Lluna para que saliera con él de la cabaña –Volveremos dentro de dos días, cuando sirvas para algo –terminó burlón.

Cuídate, enano –dijo Lluna, que luego miró a Kytzia y movió los labios para decirle, sin que él lo oyera, algo parecido a <> y acto seguido salió riendo de la habitación.

Kytzia miró de nuevo a Nathan, que permanecía con los ojos cerrados por el cansancio. Vio sus pómulos ensangrentados, su ceja partida y el labio rajado. Siguió bajando la mirada y se entretuvo entre los músculos de su cuello, sus brazos, su torso desnudo… Aquello era un ángel, un dios griego tumbado en su sofá, con una larga cicatriz rojiza en el costado. Repasó su cuerpo de arriba abajo, y cuando volvió a su rostro descubrió los ojos de Nathan clavados en el suyo. Sintió que se sonrojaba furiosamente.
Mirabas algo? –preguntó el chico, con tono aparentemente ingenuo.
Qué? –la vergüenza imperaba en el tono de voz de ella –No, yo solo…creo que voy a ir a por unos trapos mojados, para limpiarte la sangre, y a por algo de desinfectante para las heridas, ya sabes…

¡Guau! ¿Una enfermera personal? Voy a tenerme que dejar agujerear más a menudo ¿eh? –dijo él, mirándola divertido.

Claro Nathan, lo que tu digas… -la chica fingió no haberle escuchado mientras salía a por las gasas y el agua oxigenada. Se dijo que debían estar en el baño, y encontró un pequeño botiquín con gasas, trapos limpios y desinfectantes, además de un barreño en el suelo, que llenó de agua para limpiar toda la sangre del suelo, el sofá y… si, y del cuerpo de Nathan.

Llevó el barreño al salón junto con el resto de cosas, puso todo en el suelo y se arrodilló para limpiar todo el suelo. Cuando terminó miró al chico, que la miraba con cara de culpabilidad.

¿Qué?

Nada, que siento este estropicio, lo he puesto todo perdido, y encima no soy capaz de levantarme a ayudarte a limpiarlo.[

Ella puso los ojos en blanco y le sonrió, y se sentó en un hueco del sofá que él le había dejado. Mojó otro trapo limpio en el agua enrojecida y lo escurrió antes de pasarlo por el costado del cuerpo del chico. Éste se estremeció ligeramente al contacto del agua fría. Agarró la muñeca de Kytzia y presionó un poco antes de decir, con voz entrecortada:
Un poco más despacio, por favor, aún duele bastante…

Lo siento –se disculpó la chica, y comenzó a retirar con suavidad la sangre del cuerpo del chico.
Su mano, separada de la piel de él por un fino paño, acariciaba cada uno de sus músculos tensos por el dolor, o eso pensaba ella, porque en realidad el chico estaba tenso por otra razón bastante más obvia. Poco a poco fue eliminando los restos de sangre que habían salpicado todo el pecho y el vientre de Nathan, y cuando estuvo completamente limpio, ella apartó la mirada, terriblemente sonrojada, y cogió los desinfectantes y las gasas para curarle las heridas del rostro. En ese momento pensó que no sabría decir qué era peor, si recorrer toda su musculatura abdominal con la mano envuelta en un paño, o si tener su rostro tan cerca, acariciar su ceja partida con la gasa, una ceja que le daba un aspecto condenadamente sexy… Eliminó cualquier rastro de sangre de su cara, haciendo caso omiso cuando se quejó porque ella había ejercido demasiada presión sobre el moratón de su maltrecha mejilla. Cuando llegó a la pequeña brecha que tenía en el labio, tomó una gasa limpia y la mojó en agua, pero cuando iba a acercarla a su boca el chico la detuvo, mirándola fijamente a los ojos.

Nathan, solo es agua…

No me importa… Me duele demasiado como para que metas tus torpes manos en mi boca –dijo, pero su tono escondía algo.

Oye, si encima de que te curo y te limpio te vas a quejar, te puedes ir un ratito a la m…

Shhhhhhhhh –la interrumpió, poniendo su mano bajo la barbilla de ella, acercándola hacia sí, pues él no se podía mover.

Kytzia estaba totalmente paralizada, tenía la boca de Nathan a escasos centímetros de la suya, y con un ligero movimiento de cabeza él juntó sus labios a los de la chica. En un primer momento, ella no movió sus labios, por miedo a hacerle daño, pero poco a poco se fue soltando, hasta que atrapó el labio inferior del chico entre los suyos, mientras él la agarraba de la cintura y la acercaba más a su cuerpo desnudo. Lamió suavemente la herida, y el Nathan soltó un ligero gemido de dolor, pero no la apartó de él, si no que la apretó más contra su cuerpo y aumentó el ritmo del beso. La besó como nadie la había besado antes, de manera tierna pero a la vez pasional, con fuerza pero a la vez delicadamente…Se sentía en el cielo en esos momentos. Levantó una mano para acariciar la cara de Nathan, mientras él separaba los labios de los suyos y recorría la línea de su cuello hasta llegar al lóbulo de la oreja. Se lo mordió suavemente y le susurró algo al oído, tan bajito que a Kytzia le costó escucharlo.
Te juro que no voy a hacerte daño, lo juro… -ella dejó caer la cabeza en el hueco de su hombro, besando su cuello, pero se puso tensa de repente y se levantó del sofá.
Eso mismo dijo él –espetó, y se volvió para llevar las cosas al botiquín.

Kytzia… -ella se volvió y vio las arrugas de preocupación formadas en la frente del chico- …lo siento, de veras lo siento…
Volver arriba Ir abajo
Larii Dangerous Girl ·$
Nefilim



MensajeTema: Re: nueva historia! Kytzia está deseando contaros su secreto...y el de su rubio acompañante!    Mar Jul 20, 2010 7:06 pm

AY OMÁ MI NATHAN, COMO TE PILLASE NO LO CONTABAS!!!
ME LO COMO, QUÉ REQUETECONTRASUPERHIPERMEGAULTRA-MONOSOOOOO!!

Lara, respiraaaaaa...
PERO ES QUE NATHAAAAAAAAN!!
I LOVE HE!!

Y me encanta la historia, Sara!!
Pobre Kytzia, la verdad es que Michael...
Espero conti
Te quiero!!


Última edición por Larii el Jue Jul 22, 2010 11:39 am, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Rag
Nefilim



MensajeTema: Re: nueva historia! Kytzia está deseando contaros su secreto...y el de su rubio acompañante!    Mar Jul 20, 2010 7:37 pm

PERO POR DIOS KYTZIA QUE NATHAN NO ES COMO MICHAEL!!! NATHAN ES.... NATHAN!!!! ES UN DIOS!!!!!!

SUBE MAS PORFI!! PRONTO SARA POR FAVOR!!!
Volver arriba Ir abajo
DaniCr4zy
Duende



MensajeTema: Re: nueva historia! Kytzia está deseando contaros su secreto...y el de su rubio acompañante!    Jue Jul 22, 2010 2:47 am

AAAAAAAAAAAAAAAAAAA....NATHAN ES NATHAN ES...un Dios Griego bajado del donde sea que estuviera para nosotras...joe menos mal que estaba herido que si no...ese sofa estaria jubilado... Rolling Eyes
Y Kytzya: mal mal mal!!ya se que lo pasate mal por culpa de Michael pero decirle eso a MI digo NUESTRO Nathan es inperdonable Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad
PD:Espero conti^^
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: nueva historia! Kytzia está deseando contaros su secreto...y el de su rubio acompañante!    Hoy a las 6:56 am

Volver arriba Ir abajo
 
nueva historia! Kytzia está deseando contaros su secreto...y el de su rubio acompañante!
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 6.Ir a la página : 1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente
 Temas similares
-
» El rey leon 4: Una nueva historia
» Alguien quiere una nueva historia, y algo larga para dibujar? yo soy tu escritor!
» El Rey León 4: Una nueva historia
» Décimo de estátera de Arados (Fenicia)
» UNA NUEVA HISTORIA (fan-ficcion)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Cazadores De Sombras :: Leyendas de Idris-
Cambiar a: